# FIESTA DEL CHOCOLATE 2016

Objetan contratación de Marama y podrían multar a Barberis

El Tribunal de Contralor cuestionó la contratación directa del grupo, por más de 1,1 millón de pesos. La Asesora Letrada del Ejecutivo y abogada de la empresa intermediaria en la operación, no emitió un dictamen obligatorio.

12/09/2017
Bariloche

Marama en la Fiesta del Chocolate 2016 (foto gentileza Bariloche Quiero Estar Ahí)

La contratación del grupo Marama, para el cierre de la edición 2016 de la Fiesta del Chocolate, fue cuestionada por el Tribunal de Contralor, debido a una serie de irregularidades que podrían derivar en la aplicación de una multa al secretario de Turismo, Marcos Barberis.

A través de la Resolución 71 -complementaria del dictamen que aprobó el Balance general de la Fiesta del año pasado-, el organismo de control advirtió dos irregularidades: la contratación directa se efectuó sin compulsa de precios por un monto de 1,1 millón de pesos, equivalente al 90 por ciento del presupuesto global de la fiesta; y el Ejecutivo obvió la elaboración de un dictamen jurídico que justifique la operatoria.

La Resolución fue firmada por la Presidenta y la vice del Tribunal, Denise Casatti y Julieta Wallace; mientras que el ultra oficialista Damián Fuentes no acompañó el dictamen.

En relación al último punto, Wallace recordó que la Asesora Letrada del Ejecutivo, Natacha Vázquez, es quien debería haber preparado el dictamen justificatorio de la contratación, pero al momento de celebrarse la Fiesta, la funcionaria también era apoderada particular de la firma Powerlink, intermediaria en la relación entre el Municipio y el grupo musical.

“Es una manera poco transparente de disponer y manejar los dineros públicos la forma de contratación de Marama”, planteó Wallace en diálogo con En estos días; y explicó que “el dictamen que debía presentar el Ejecutivo no se encuentra, porque lo tendría que haber realizado la Asesora Letrada, quien en ese momento era apoderada de la empresa Powerlink”.

Julieta Wallace (foto gentileza)

La contratación de Marama fue efectuada a través de dos resoluciones, destinando 570 mil pesos cada una. En la decisión de la convocatoria intervino de manera directa el secretario de Turismo municipal, Marco Barberis, en su rol de Presidente de la Comisión de Festejos.

En las últimas horas Barberis fue notificado de la Resolución del Contralor, y en el plazo de cinco días deberá responder a las observaciones efectuadas por el organismo de control. En caso que esas respuestas no conformen, el Tribunal podría aplicarle una multa que podría llegar al equivalente al 30 por ciento del sueldo bruto del funcionario.

En la operatoria intervino la firma Powerlink, quien además tiene la concesión de la explotación de Puerto Rock, y adquirió también el Teatro La Baita. Se trata de la misma firma a la que el Municipio le otorgó la explotación de dársenas de estacionamiento en el puerto San Carlos, en el marco de un proceso duramente cuestionado por la oposición.

“La contratación directa se realizó por fuera de la normativa, con un claro incumplimiento de la Ordenanza de Contrataciones -número 257-, y por otro lado se incumplió una resolución del contralor que establece que en caso que el Ejecutivo realice una contratación directa debe enviar todos los antecedentes dentro de las 72 horas”, detalló Wallace. En ese contexto planteó la “falta de transparencia” en la operatoria, y cuestionó el doble rol de Natacha Vázquez, en tanto Asesora Letrada del Ejecutivo y apoderada de la empresa intermediaria en la operación.