# DÓNDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO

“Nos esposaron y preguntaron dónde estaba Santiago”

Integrantes de la comunidad Vuelta del Río, relataron cómo sufrieron el operativo ordenado por Otranto. Estuvieron tres horas precintados y tirados en el piso. Este miércoles tomaron pacíficamente el Juzgado, en Esquel. Aquí el testimonio y el video.

20/09/2017
Chubut

Integrantes de la Comunidad Vuelta del Río este miércoles en Esquel (foto Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

La comunidad Vuelta del Río, lindera de la pu lof en Resistencia Cushamen, también sufrió el mega rastrillaje ordenado por el juez Guido Otranto, realizado el pasado lunes. La situación fue tan violenta que, este miércoles, decidieron tomar pacíficamente el Juzgado Federal en Esquel, en reclamo de explicaciones.

Rubén Huilinao relató que cuatro integrantes de su familia fueron esposados y tirados en el piso, mientras durante tres horas los efectivos de la Policía Federal buscaban debajo de la cama, y les preguntaban “dónde está Santiago”.

Una hora después de comenzado el operativo, les mostraron la orden de allanamiento, en la que figuraba otra vivienda como objetivo.

“Alrededor de las 6 de la mañana escuchamos el ruido del helicóptero que andaba dando vuelta sobre la casa” y “aterriza en el potrero”. En ese momento, “bajaron siete efectivos de la Policía Federal, todos armados, con metralleta, y las 9 milímetros”, detalló Rubén en diálogo con la reportera gráfica Alejandra Bartoliche.

El integrante de la comunidad Vuelta del Río indicó que los efectivos de la Policía Federal “llegaron hasta la casa y nos agarraron a los cuatro, nos hicieron tirar al piso, nos pusieron el precinto y tuvieron esposados durante dos horas”. El propio Rubén, su padre y dos hermanos, fueron las víctimas del violento operativo.

Comunidad de Vuelta del Río (foto Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

“Entraron a la casa a revisar, preguntando dónde estaba Santiago Maldonado. Buscaban debajo de la cama. Alrededor de las 7 y algo, llegó el que estaba a cargo con el acta, con la orden de allanamiento. Lo leyó ahí y no era la casa que tenían que allanar”, explicó.

La respuesta de los efectivos y el responsable del rastrillaje no deja lugar a dudas de la intención intimidatoria del operativo: “Yo le dije que estaba equivocado”, señaló Rubén, “pero dice 'bueno están cerca de la casa que teníamos que allanar'. Se fueron a la otra casa, mientras a nosotros nos tenían sentados en una silla, después de horas que nos tuvieron tirados”.

“El que estaba a cargo nos decía que no le mintamos, porque nos estaba tratando bien, sino nos iba a tratar mal. Teníamos las manos atadas y (nos) preguntaban. Y decía que no mintamos. Registraron todo, sacaron todas las cosas”, dijo Rubén, y puntualizó que “alrededor de las 8,30 llegó la unidad canina, con dos perros y prendas, las hicieron oler y rastrillaron todo el lugar. Terminó con resultado negativo y pasaron a la siguiente casa y a nosotros nos sacaron el precinto, y nos dejaron custodiados por tres policías de la Federal”.

“Decían que buscaban una campera y una mochila, pero no encontraron nada”, agregó.

Durante la intervención policial en la vivienda de Vuelta del Río, se secuestraron celulares, que serán peritados.

“Entraron con una violencia muy grande”

Otro testimonio, de una casa lindera en la comunidad Vuelta del Río, da cuenta de la violencia con la que actuaron los efectivos de la Policía Federal.

(imagen captura de video - Alejandra Bartoliche)

En el video -realizado también por la reportera gráfica Alejandra Bartoliche-, Juan Carlos relata cómo lo mantuvieron esposado durante tres horas y lastimaron en la cabeza, durante el operativo. Además, rompieron una puerta y una cama de la humilde vivienda.

“¿Cómo van a maltratar a una persona, y esposar, si no somos delincuentes?”, se preguntó.