Tenso debate en el Concejo viedmense por la "Ley Seca"

El oficialismo perdió la votación y los comercios podrán seguir abiertos después de la medianoche.

05/10/2017
Viedma

Genoveva Molinari (Foto gentileza prensa concejal Molinari)

Los concejales del oficialismo municipal defendieron durante meses un proyecto que obligaba a los comercios que venden bebidas alcohólicas envasadas (almacenes, drugstors) a cerrar a partir de las 0 horas, a pesar que ya existe una ordenanza que prohíbe la venta a partir de esa hora.

Aunque creían tener los consensos necesarios, en la sesión de este jueves el proyecto fue rechazado por la mayoría con cuatro votos del Frente para la Victoria (FpV) y uno del Socialismo.

Esta situación causó un gran enojo en su autora, la radical Genoveva Molinari, quien aseguró que una normativa en ese sentido es una herramienta que “necesita el Poder Ejecutivo, porque las existentes no están funcionando”.

Aunque desde la bancada radical consideran que “la problemática del alcohol se incrementa”, no presentaron datos oficiales sobre el tema en la ciudad de Viedma; ni siquiera sobre cuántos comercios se habrían visto afectados de aprobarse esta norma.

Genoveva Molinari (Foto gentileza prensa concejal Molinari)

Hasta el momento, la regulación de la venta de alcohol en la ciudad se rige por una Resolución municipal del año 1998, en la que también se multaba a quienes consumieran alcohol en la vía pública. Los montos de esa norma hubieran sido modificados con el proyecto de ordenanza rechazado, elevándolas hasta 30 mil pesos y dos años de suspensión de la licencia comercial.

Durante el debate en el recinto, Diego Santos, en representación del FpV, aseguró que “imponer restricciones a locales habilitados legalmente, no tiene razón. Además con esta norma estaríamos avalando el consumo en la calle porque se derogaría la ordenanza” vigente.

Mariana Arregui, representante del socialismo, entendió que “explicita y abiertamente el municipio diga que no puede controlar los comercios, cuando tiene las alternativas para hacerlo. Me parece que esto no es una solución integral y no atacaría una problemática real que hoy tenemos”.

Sin embargo, para Molinari, autora del proyecto, las verdaderas razones se ocultan detrás de “intereses importantes. La venta clandestina de alcohol mueve mucho dinero y lamentamos que desde este Concejo Deliberante se esté avalando esta acción"

Hasta tanto no lo determinen por decreto, los comercios podrán seguir trabajando después de media noche, aunque con las mismas reglas: no se puede vender alcohol después de la medianoche.