La visita de Macri sirvió como arenga en la recta final de Cambiemos

El presidente de la Nación inauguró el tercer puente entre Cipolletti y Neuquén. Mostró su fuerza con dos gobernadores alineados. Matzen, Wisky y Tortoriello celebraron. El reto a Weretilneck.

06/10/2017
Cipolletti

(Foto Telam)

La previa a la llegada del presidente Mauricio Macri al tercer puente que une a Río Negro y Neuquén fue una muestra de campaña. Funcionarios, legisladores, operadores, se encontraron en la vía de comunicación más esperada por el Alto Valle que sirvió de escenario para una contundente bajada de línea a los gobernadores.

Con críticas al ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y al ex secretario de la Presidencia, y titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, Macri inició un breve discurso que sirvió de arenga para el puñado de presentes que llegaron al límite interprovincial luego de atravesar un hermético sistema de seguridad. Del lado neuquino, gremios se apretujaron cerca de las vallas para manifestarse, pero no pudieron ni siquiera aproximarse.

Una hora más tarde de lo previsto, Macri llegó al puente. Alberto Weretilneck -quien se presentó junto a algunos funcionarios de su gestión- y Omar Gutiérrez lo acompañaron. Los intendentes Aníbal Tortoriello (Cipolletti) y Horacio “Pechi” Quiroga (Neuquén) se pararon en fila junto a Guillermo Dietrich y Javier Iguacel.

“¿Por qué pudo pasar que una obra que empezó en el 2001 se haya demorado tanto tiempo?”. La pregunta de Macri fue como una arenga. Las críticas a Parrilli y a De Vido provocaron el aplauso de los que estaban cerca. Weretilneck, quien integrara el Frente para la Victoria (FpV) hasta que rompió con la Casa Rosada en medio de un coqueteo, en 2014, con Sergio Massa, lo miraba atento.

También llegó el reto para el rionegrino. “Es importante que pongamos en marcha la Ley Pyme. Falta que Río Negro adhiera”, advirtió el Presidente y líder de la alianza Cambiemos. Una segunda parte del reto fue compartida. “Ni Río Negro ni Neuquén adhirieron a la ley de ART que tienen que parar la mafia y la industria de los juicios laborales, que destruyen empleo en nuestro país”, dijo.

Las promesas de desarrollo fueron el epílogo del breve discurso. Cuando se descongestionó el lugar, Macri se fotografió con sus seguidores, incluyendo las selfies con integrantes de la juventud macrista rionegrina.

 

Matzen

 

A la candidata de Cambiemos, Lorena Maten, se la vio muy sonriente junto al legislador Sergio Wisky y su compañero de banca, Leandro López. Junto a David Schelereth, el elegido para vencer al Movimiento Popular Neuquino (MPN), y el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca se fotografiaron para celebrar el momento.