Se profundiza el conflicto en la sede de la UNCo en Roca

La CTA tomó el predio de la Universidad por 48 horas. Exige que empleados despedidos vuelvan a trabajar. Un repaso por la historia del problema.

10/10/2017
General Roca

(foto Carlos Mir - Patagonia Fotopress)

La decisión de tomar la sede de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en General Roca, por parte de la CTA Autónoma que conduce Rodolfo Aguiar, reflota una lucha de larga data. Tras la decisión de que seis trabajadores no continúen en la entidad, la pelea por la estabilidad laboral dejó un problema difícil de solucionar.

Exactamente hace seis meses se inició un conflicto que tuvo su primera etapa, según remarcó Aguiar a En estos días, a principios de 2016 cuando encabezó una toma en la sede de la avenida Mendoza.

En aquella oportunidad, se manifestaba por la situación de empleados cesanteados por la firma Cleaning S.R.L y terminó detenido en la comisaría 31, de Roca. Tras su liberación, y la promesa de continuidad laboral -a través de una cooperativa- se reestableció un vínculo de los empleados con la Facultad de Ciencias Sociales. Pero, explicó Zulma Dávila (ATE) a En estos días, “hace exactamente seis meses” se decidió no renovar con la cooperativa. “Hoy son cinco trabajadoras y un trabajador desempleados”, aseguró la dirigente gremial.

Según detallaron fuentes de la CTA de Río Negro a este medio, la cooperativa (denominada Mariano Moreno) que integraban los trabajadores, tenía su base en la provincia de Buenos Aires. Con la liberación de Aguiar aquella noche de verano, se llegó a un compromiso posterior de formar una nueva cooperativa para renovar el trabajo, pero las autoridades de la Facultad decidieron que no se iba a producir.

(foto Carlos Mir - Patagonia Fotopress)

“Esto muestra una incapacidad manifiesta del rector dela UNCo, y el decano de la FADEC, por eso decidimos intervenir”, advirtió Aguiar. “Nosotros exigimos que se abra un canal de diálogo”, insistió Dávila.

Mientras, surge la posibilidad de una denuncia. Daniel Nataine, vicerrector de la UNCo, manifestó su preocupación y negó que desde la mesa directiva se opusieran a dialogar. "Hay una estrategia política. Esto no tiene antecedentes", sostuvo Nataine en diálogo con AM 740. En la misma radio, Guillermo Hermiaga, quien trabaja de “sereno” en la FADEC, argumentó que no podía salir del predio y que -denunció- estaba “como rehén”.

A la espera de la presentación judicial, en ATE y la CTA anticipan que el reclamo de 48 horas pasará a 72 la semana próxima si no se llega a un acuerdo. Por ahora, toda solución parece muy lejana.