“Carece de sustento legal” la determinación del canon a feriantes de Onelli

Así lo señaló el Tribunal de Contralor. Otorgó al Ejecutivo 180 días para formalizar el “Plan de Ordenamiento de la Vía Pública”. Los más de cien feriantes pagan entre 800 y 2200 pesos con criterios poco claros. La comuna abona de alquiler un tercio de lo que recauda.

10/10/2017
Bariloche

(foto gentileza Municipalidad)

Las dificultades para acceder a la información pública sobre el “Predio Ferial” no se limitaron a la prensa y a la oposición, sino que también el Tribunal de Contralor debió requerirla y otorgar prórrogas para que el Ejecutivo remita sencillos antecedentes. La información suministrada por Pablo Chamatrópulos, por entonces Jefe de Gabinete, da cuenta que la contratación directa del predio con el señor Sio Zon Li, compromete pagos mensuales de 36 mil pesos este año, 42 mil en 2018 y 48 mil en 2019.

También informó que estarían funcionando alrededor de cien puestos, que abonan entre 800 y 2.200 pesos mensuales, “montos fijados de acuerdo a criterios comerciales definidos por los mismos feriantes en función de los rubros, de su propia determinación respecto de los lugares que ocupaban en la calle y la antigüedad de los mismos en la actividad comercial informal”. En ese concepto, sólo en enero y febrero, se recaudaron 119.600 y 96.700 pesos. Un monto muy superior al comprometido por el alquiler del predio.

“Ninguno de los elementos informado por el Sr. Jefe de Gabinete brindan claridad en relación al tratamiento brindado al proceso, observándose que los extremos por él detallados no componen un plan de acuerdo a las fuentes consultadas, ni tampoco hace mención a ningún acto administrativo donde se detallen”, advirtió el Tribunal en su Resolución.

Chamatrópulos, cuestionado por el Contralor (foto gentileza Municipalidad)

Señaló que “se advierte la falta de registro o constancia de las reuniones realizadas con los feriantes, ni de los acuerdos alcanzados con éstos, especialmente a lo atinente a los montos y criterios para el pago de una tasa por el alquiler de los puestos, ni los mecanismos utilizados para asignar los mismos, o para asignar los recursos recaudados a la mejora de los puestos, del equipamiento y la infraestructura del 'Predio Ferial', que no brinda transparencia a los actos realizados”.

Si bien el órgano valoró la intención de ordenar la vía pública, observó el procedimiento,y requirió a la Jefatura de Gabinete la instrumentación formal del “Plan de Ordenamiento de la Vía Pública” en un plazo máximo de 180. Señaló además que el procedimiento de determinación de los montos pagados por los feriantes “carece de sustento legal alguno”, requiriendo su revisión.