Cruces políticos por la privatización de Vialidad Nacional

El Diputado Wisky defendió la medida, mientras que el legislador Sabbatella la criticó. Los trabajadores, en alerta.

10/10/2017
Viedma

(foto gentileza ADN)

Vialidad Nacional dejó de ser un organismo público para convertirse en la empresa Corredores Viales S.A. -con un capital accionario conformado por el 51 % del Ministerio de Transporte de la Nación y el 49 % de Vialidad Nacional-, tal como dio cuenta el Boletín Oficial el 3 de octubre. Este martes a la mañana, los trabajadores de las oficinas Viedma del organismo se manifestaron en contra de esa decisión.

En la provincia de Río Negro cerca de dos centenares de trabajadores se encuentran en una situación de incertidumbre, ya que no saben qué sucederá con sus puestos de trabajo.

El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) denunció que se trata de “una nueva estafa vial generada por el avance del Gobierno Nacional en la privatización de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV)”.

En tanto, diferentes referentes políticos se manifestaron en relación al tema, a favor y en contra. El diputado del PRO, Sergio Wisky, justificó la privatización con una arenga proselitistas, aunque sin profundizar en los beneficios y los perjuicios de esta medida.

A través de un comunicado expresó que “la creación de Corredores Viales busca dar presencia efectiva del Estado frente al incumplimiento de un contrato por parte del empresario kirchnerista Cristóbal López”, e hizo una enumeración de obras en proceso y otras recientemente inauguradas en la provincia de Río Negro.

Por su parte, el legislador rionegrino Mario Sabbatella acompañó a los trabajadores de Vialidad en su manifestación, aprovechó para fotografiarse junto a los trabajadores y declaró que “se trata de una privatización encubierta para lograr adjudicaciones directas”.