¿Por qué debemos pedir la aparición de un cuerpo?

Las familias de las víctimas se unen por el horror y la injusticia. Los casos de desaparición de Daniel Solano y Santiago Maldonado comparten un punto en común: la responsabilidad estatal. Una carta, una esperanza.

25/10/2017
Nacional
Carolina González

Ambos desparecieron en el marco de operativos de fuerza de seguridad; en los dos casos las investigaciones y operaciones gubernamentales intentaron desviar la mirada sobre los hechos; los dos jóvenes llevaban adelante reclamos sociales y humanos. A ambas familias les falta la verdad.

Daniel Solano y Santiago Maldonado. Sus historias se unen en un punto de dolor y no retorno.

El cuerpo de Santiago finalmente apareció, el de Solano aún está siendo buscado. Sobre el dolor de la desaparición, Romina, prima de Daniel escribió una carta que envió en nombre de su familia a la de Maldonado.

"Estos días que han pasado, escuchamos tantas hipótesis e hipótesis de lo que pasó con Santiago Maldonado, el caso es que él ya no está, ya no vive, ya no respira, ya no mirará el rostro de sus familias, de su hermano, ya no abrazará a quienes él más quiso”.

Romina habló desde Salta con En estos días y afirmó que cuando pensó en escribir la carta se formuló una afirmación: “Otra muerte más, una injusticia más, recordé lo que le pasó a Daniel y este sentimiento del mismo dolor que la familia de Santiago está sintiendo”.

Esa apropiación del dolor ajeno la llevó a preguntarse por qué. Y sobre esa pregunta escribió en su carta: “¿Por qué debemos estar pidiendo, la aparición de un cuerpo? O que nos entreguen el cuerpo de tantos que han desaparecido injustamente. Acaso no estamos en democracia?. Sí podemos levantar la voz por algo que no nos parece justo, sí podemos luchar por nuestros derechos, esto no debe llevar a la muerte, a una desaparición forzada. Hoy lloramos y pedimos JUSTICIA”. Así lo escribió Romina, en mayúscula escribió Romina la palabra Justicia en su carta a la familia de Santiago.

El próximo 5 de noviembre se cumplen 6 años de la desaparición forzada y muerte de Daniel. Todo este tiempo, la familia Solano se mantuvo unida, dándose fuerzas. “Seguimos adelante como podemos”, afirmó Romina y aseguró que "siempre lo recuerdan, que conviven con el dolor, especialmente Gualberto, su tío y padre de Daniel, que sólo pide justicia y que le entreguen el cuerpo de su hijo".

“Es un dolor que nunca se va. Con lo de Santiago Maldonado, todo lo que pasó, las cosas que dijeron, para nosotros fue volver a ese 5 de noviembre, recordar lo mismo que pasó con Daniel", dijo. Y repasó, "lo mismo que dijeron de Santiago, que se fue a Chile, etcétera, lo mismo hicieron con mi primo, que estaba en Bolivia, en Neuquén, que lo teníamos escondido nosotros. Por eso nos enoja que la Justicia en vez de investigar a los verdaderos culpables de una desaparición forzada y muerte, lo primero que hace es investigar a las victimas”.

Sergio, el hermano, dejó también una carta emotiva para Santiago. "Ayer 20 de octubre pude despedirme de vos, me dejaste parte de tu corazón. Dónde estés con tu alma, deseo que hayas sido testigo de todo lo que ocurrió en estos 80 días, de toda la gente que te conoció, que te quiere, que se movilizó y sensibilizo por vos. Siento que vos te fuiste pero me dejaste muchos hermanas/os, Amigas/os, Madres, Padres, Abuelas/os, Primas/os, así todo fue un cambio injusto pero necesario para que todos nos replanteemos muchas cosas".

Entre esos nuevos "hermanos" están, tal vez, los familiares de Daniel Solano. Romina destacó que al escuchar sobre el caso Maldonado “vuelve el dolor a nuestro ser, como aquel 5 de noviembre de 2011, fecha que nunca olvidaremos, porque a nosotros también se nos ha quitado a un ser muy querido, nos quitaron a Daniel Solano, un joven lleno de vida, que simplemente por querer luchar por lo justo, por un sueldo digno, por una mejora laboral y por no continuar viviendo como esclavos junto a sus compañeros,hacinados”.

Daniel y Santiago. Jóvenes, los dos. Reactivos a las injusticias, los dos.

La carta de Romina fue redactada en los últimos días y circula por varios medios nacionales.

La familia de Santiago ya tiene el cuerpo. La de Solano se esperanza con encontrarlo a mediados de noviembre. Luego de una intensa lucha durante años, en esa fecha se iniciará nuevamente la búsqueda de Daniel en el jagüel que un testigo refirió como el lugar donde fue arrojado.

Comenzará, entonces, otra etapa del dolor. Que los volverá a unir a los familiares de Santiago.