Pagaron 73 millones por Mitre y la Justicia ya cuantifica posible perjuicio al Estado

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas confirmó que por la obra inconclusa que registra importantes deterioros, se abonaron 13 millones de pesos más de lo presupuestado. La UPCEFE también detectó “vicios ocultos” en calle Mitre.

26/10/2017
Bariloche

 

Nota relacionadaCalle Mitre: avanza la causa penal por posible estafa

La auditoría parcial a cargo del Fiscal de Investigaciones Administrativa, Marcelo Ponzone, ya está en manos del Fiscal Guillermo Lista, quien lleva adelante la causa penal por "presunta defraudación" impulsada por el Legislador Alejandro Ramos Mejía (FpV). 

La categórica conclusión de ese informe, es que los más de 73 millones de pesos abonados -al no encontrarse la obra culminada y con el deterioro constatado-, “implicaría un posible perjuicio al Estado Rionegrino”. Para culminar la auditoría y “proceder al cálculo de un presunto perjuicio”, se requerirá nueva información a la Unidad Provincial de Coordinación y Ejecución del Financiamiento Externo (UPCEFE) -dependiente del Ministerio de Economía de Río Negro-, y al Municipio.

El documento, al que accedió En estos días, refleja el resultado de la investigación parcial y la inspección de la obra. Entre los puntos salientes, afirma que “no se ha efectuado una compulsa técnica a los fines de determinar si el material utilizado en las obras se corresponde con el requerido en el pliego de bases y condiciones y conforme al cual se efectuó la oferta y adjudicación”.

Lejos de la "mala suerte" a la que el Gobernador Alberto Weretilneck adjudicó la situación, la auditoría parcial advirtió que “la incorrecta utilización de los mismos, implicarían un posible perjuicio al Estado Rionegrino, en razón de que deben restituirse los mismos, con el costo de financiación pactado”.

En ese contexto recomendó requerir a la UPCEFE documentación sobre la obra y sobre los fondos utilizados, ya que con el préstamo del BID se habrían financiado parcialmente. Y también pedir la acreditación de la “obligatoriedad en el otorgamiento en la Dirección e Inspección Técnica de las obras a la Consultoría O. Grimaux y Asoc. SAT”, ya que no obra intervención del Ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos, ni de repartición provincial en la contratación; entre otra documentación. Al Municipio, requerirán que informe los costos y procedencia de los fondos que se utilización para la anunciada “lavada de cara” de la arteria. 

La  Fiscalía de Investigaciones Administrativas realizó una comparación de las obras simultáneas adjudicadas a Planobra en Río Negro. En Viedma la remodelación de Calle Buenos Aires comenzó el 19 de octubre de 2015, con un plazo de ejecución de 150 días, que se prorrogó por motivos metereológicos. El 31 de enero de 2017 finalizó la obra, que fue adjudicada por 16,8 millones de pesos, pero costó más del doble: 34,7 millones por ajustes, adicionales y cambios en el proyecto original.

Marcelo Ponzone elaboró una auditoría parcial de la obra

En Bariloche la obra comenzó sólo tres meses más tarde que en la capital provincial, con un plazo pautado de 270 días, que fue ampliado a un total de 445 días por motivos meteorológicos y tareas adicionales realizadas. Pero fue abandonada por Planobra antes de terminarla. Se adjudicó por 59,5 millones pero hasta abril se abonaron más de 73 millones de pesos. El valor por cuadra adjudicado en Viedma fue de 4,2 millones y en Bariloche, de 8,5 millones, lo que implica un 49,41 por ciento superior.

El 9 de mayo Planobra se retiró y la UPCEFE la intimó a abonar 1,1 millones por incumplimientos. Consta que otro millón le fue retenido del último pago. Como la empresa no respondió, se acudió a las aseguradoras: una “rechazó la pretensión indemnizatoria” y la otra solicitó documentación “sin obrar respuesta acerca del pago de la indemnización”.

El Área Técnica de la UPCEFE emitió el 8 de agosto un informe de los “vicios ocultos” de la obra por un millón de pesos, aunque “podría ser mayor” ya que el plazo de garantía es de 365 días. Por lo que se reclamó a Planobra también el pago de esa suma.

En tanto, el organismo de control anticipó que observará con detenimiento el anuncio sobre una nueva inversión provincial de tres millones de pesos para la finalización de la obra, lo cual implicaría otro desembolso de las arcas públicas para subsanar los errores en los trabajos y las posibles fallas administrativas.