Segunda jornada del juicio complica más a la Policía en el caso Muñoz

Quedó en claro que no existió orden de allanamiento en la vivienda del joven oficial. Una llamativa reunión de la cúpula policial a seis horas de la desaparición de Lucas, abona la teoría sobre la participación de efectivos en el caso. Este martes, los alegatos.

13/11/2017
Bariloche

Familia de Lucas y la abogada Chueri (foto gentileza Ministerio Público)

La segunda jornada del juicio oral y público contra los policías Luis Irusta y Maximiliano Morales por el allanamiento irregular en la vivienda de Lucas Muñoz, no sólo complicó la situación de los efectivos imputados, sino también de toda la cúpula de la fuerza policial de Bariloche.

De los testimonios ofrecidos por los Jefes policiales que este lunes se presentaron ante el Juez de Juicio, se desprende con claridad que ninguna de las autoridades de la fuerza avalaron o dieron la orden por vías legales para que Morales e Irusta ingresen a la casa de Muñoz para concretar el allanamiento. “Sin autorización judicial no se puede entrar” a una casa, planteó con claridad el ex Subjefe de la Regional Tercera, Manuel Poblete. Su superior en ese momento, Comisario Inspector Juan Ramón Fernández, esclareció que “no fueron autorizados por mí a ingresar al domicilio y revisar sus cosas”.

El Sub Comisario José Eliseo Gonzalez -ex titular de la Comisaría Segunda- quien actuó como preventor de las actuaciones apenas se radicó la denuncia por la desaparición del Oficial Lucas Muñoz, calificó de “irregular” la conducta desarrollada por los acusados al momento de iniciar la búsqueda.

Por su parte, Paula Vanina Raile, encargada del Hostel donde vivía Muñoz junto a su pareja el día de su desaparición, confió que “esperaba una orden firmada por un Juez. Para mí fue un acto de soberbia, muy prepotentes al ingresar al lugar”, señaló.

El Fiscal Guillermo Lista, junto al Fiscal Jefe Martín Lozada, continuaron desarrollando la hipótesis que pretende demostrar la responsabilidad de ambos imputados, en el hecho del que se los acusa.

Fiscales Lista, Lozada y Govetto (foto gentileza Ministerio Público)

Precisamente desde la fiscalía se reclamó a los testigos que den precisiones sobre por qué se dispuso una reunión extraordinaria de la cúpula policial, apenas seis horas después de la desaparición de Lucas Muñoz; y, paralelamente, no se tomaron las medidas efectivas para la búsqueda del joven oficial.

Puntualmente se consultó a los ex Jefes policiales si ante la ausencia de un efectivo se monta habitualmente el operativo que se montó, que incluyó ponerle custodia personal a la novia, a las pocas horas de desaparecer Lucas.

De hecho, Muñoz se había ausentado sin autorización durante cinco días, poco tiempo antes de su secuestro. En aquel momento, el joven había solicitado autorización para viajar a Ramos Mexía, pero no fue avalado por su superior. A pesar de esa negativa, se ausentó, y en esa ocasión no existió una reunión de urgencia de la cúpula policial ni se montó un operativo en torno a la búsqueda.

“Hay algo que esta misma Policia que empezó a investigar, no nos dijo en la causa principal”, sintetizó en diálogo con En estos días, Karina Chueri, abogada de la familia Muñoz.

El debate oral y público dirigido por el Juez de Juicio, Marcelo Barrutia pasó a un cuarto intermedio, hasta este martes, cuando se escucharán los alegatos de las partes.