Río Negro, la cuarta provincia en adherir a la ley de ART

Votos oficialistas y opositores en la Legislatura rionegrina para complacer a Macri. Argumentos que fueron de la “conveniencia para el trabajador” a las críticas a la “reducción de costos para las ART”.

30/11/2017
Viedma

(Foto gentileza Legislatura)

Con 26 votos del bloque Juntos Somos Río Negro, más los que aportaron los legisladores aliados, Soraya Yahuar, Jorge Ocampos y Daniela Agostino, y los votos de Javier Iud y Ariel Rivero del Frente para la Victoria, el oficialismo consiguió imponer la adhesión a la Ley nacional de ART, pese a la oposición de los trabajadores que se manifestaron en las puertas de la Legislatura.

De esta forma Río Negro se convirtió en la cuarta provincia, después de Córdoba, Mendoza y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en acogerse a lo que solicitó el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

La defensa del proyecto, que ingresó con firma de ministros lo que le aseguró una única vuelta, estuvo a cargo del legislador Adrián Casadei quien retomó el discurso del gobierno nacional al asegurar que la alta litigiosidad por accidentes de trabajo están afectando a las Pymes. “El 52 por ciento de las causas laborales ordinarias son por accidentes (de trabajo) lo que pone en evidencia que este sistema que intentaba prevenir, no funciona y ponía en riesgo a las Pymes”, planteó.

Agregó que “del análisis de las dos leyes -a la que adherimos y la que tenemos ahora- hay puntos superadores que hacen a la estricta conveniencia del trabajo y generación de puestos de empleo”.

La mención de las dos normativas refiere a los cambios efectuados por el Gobierno rionegrino al proyecto de adhesión “bajado” por Nación.

Casadei señaló que el Estado Nacional registra que en la totalidad del país, entre enero de 2010 hasta el momento, “se iniciaron 623.235 juicios por accidentes de trabajo quedando aún sin resolver 366.707, lo que equivale a unos 5.000 millones de pesos que impactan directamente en las pymes, que son las que más generan trabajo, y las pone en situación de crisis por las indemnizaciones que deban afrontar”.

Al respecto, el Ejecutivo en su presentación a la Legislatura señalaba: “El desmedido crecimiento de la litigiosidad ha venido a colocar en riesgo cierto e inminente de colapso a todo el sistema, con el consiguiente perjuicio a los trabajadores que puedan ser afectados por las contingencias cubiertas por el referido marco legal”.

Por su parte, desde la oposición, el legislador del Frente para la Victoria (FpV), Alejandro Ramos Mejía dijo que “en lugar de prevención de accidentes de trabajo se nos propone una reducción de costos para la ART”, y aseguró que esta Ley es una “regresión en materia laboral, como todas las propuestas que realiza el presidente Mauricio Macri”.

(Foto gentileza)

“La CTA, CGT y los Colegios de Abogados tienen reproches que han sido referidos y ha sido el motivo por el cual las Provincia no han adherido a esta ley”.

Alejandro Ramos Mejía aseguró que el nuevo sistema tendrá efectos negativos para los trabajadores, pese a lo cual el Bloque del Frente para la Victoria volvió a votar dividido, mostrando el cada vez más profundo distanciamiento entre el sector pichettista y los alineados con Martín Soria o independientes. Los férreos defendores de la figura del Senador Miguel Pichetto, Javier Iud y Ariel Rivero, actuación en consonancia con su jefe y, tal como sucedió a nivel nacional, abrieron la puerta para la aprobación del proyecto macrista.

Por su parte, la legisladora Soraya Yahuar (UCR), por su parte, expresó su “voto de confianza a los gobiernos nacional y provincial” respecto de este expediente, y sostuvo que “lo ideal es enemigo de lo posible” al hacer referencia a las objeciones sostenidas por su antecesor.

El legislador Mario Sabbatella (Fuerza Nacional y Popular), entendió que votar esta ley “es acordar con aquellos que cíclicamente perjudican los intereses de los ciudadanos” ya que “propone un sistema perverso que usa al trabajador como fusible”. “No podemos aprobar esta ley con los ojos vendados”, proclamó, “favoreciendo los intereses del empleador por sobre los de los empleados” y afirmó que “con esto no se termina con la mafia de los juicios”.

 

Movilización y acción judicial

 

Desde el inicio de la sesión legislativa, gremios agrupados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) se manifestaron en la puerta de la Legislatura de manera pacífica.

Al respecto, Pablo Barreno, Secretario General de Sitrajur, aseguró a este medio que presentarán un recurso de inconstitucionalidad ante la Justicia provincial. “Vamos a intervenir judicialmente, la idea es conseguir la firma de la mayoría de los sindicatos para hacer una acción de inconstitucionalidad. Nosotros entendemos que ese es el camino a seguir además de la movilización”.

“Los trabajadores no queremos la adhesión a la ART ni las disposiciones que mande Mauricio Macri, queremos la libertad y autonomía de los trabajadores. Es una barbaridad que los representantes del pueblo voten una ley para que los trabajadores puedan arreglar a la baja su indemnización por riesgo de trabajo”, concluyó.