Luz y Fuerza se sienta a la mesa del Gobierno Nacional

En diálogo con En estos días, el Secretario General de la Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, Guillermo Moser, defendió la política energética de la alianza Cambiemos y la instalación de la central nuclear en Río Negro.

04/12/2017
Río Negro
Martín Medero

José Luis Poggi, Walter Prieto, Guillermo Moser y Luis Barrales

Siguiendo la línea política del Gobierno Nacional el sindicalista se apoyó en el solo argumento de “son fuentes de trabajo” para justificar la política energética del gobierno de Mauricio Macri, sin considerar la calidad de los convenios colectivos en vías de modificación, ni de las inversiones, altamente cuestionadas, para el sector.

Entre los proyectos más atractivos para Moser, figuran las tres centrales térmicas adjudicadas a Manuel Santos Uribelarrea, titular de MSU Energy, en Villa María, Córdoba, en San Nicolás y en Tandil, Buenos Aires. Esta última sospechada cuando se conoció este año la noticia de la venta a MSU de un terreno propiedad de la familia materna del presidente a un valor cuatro veces superior al de plaza, precisamente a la empresa a la que se le otorgaría la concesión para la construcción de la planta.

MSU es además una empresa históricamente dedicada al agro, que amplió su rol para incursionar en el rubro energético. Lo llamativo es que su razón social y conformación societaria fueron inscriptas cinco meses después de haberse adjudicado las obras. MSU fue también una de las empresas aportantes a la campaña presidencial de Mauricio Macri.

En estos días: ¿Cómo describiría en términos políticos su relación con el Gobierno y particularmente con el ministro (de Energía, Juan José) Aranguren?. Le consulto porque usted lo cuestionó mucho.

Guillermo Moser: Estamos trabajando mucho porque ahora se viene el boom de la energía renovable, que será casi el 20 por ciento de la energía del país de aquí a cinco años. Trabajamos en eso porque son fuentes de trabajo.

El Gobierno avanzó en los últimos meses con los acuerdos sectoriales por productividad. Tras las elecciones, debutó con un convenio de base para el sector de energías renovables, lo que implica el acuerdo de tres grandes gremios, UOM, UOCRA y Luz y Fuerza, a la posibilidad de renegociar condiciones laborales a definir, según los proyectos de cada sector.

Guillermo Moser fue uno de los sindicalistas que primero se arrimaron a Macri cuando con los resultados electorales de octubre el Gobierno le imprimió velocidad a su proyecto de reforma laboral. Fue durante la cena ofrecida por el presidente a los sindicatos afines en la que también estuvieron presentes Antonio Caló por la Unión Obrera Metalúrgica y Gerardo Martínez por la Uocra. Ese mismo día las demás congregaciones obreras participaban de un acto en Plaza de Mayo en repudio a la reforma

EED: Usted se mostró junto al presidente cuando la CGT daba señales en contrario a la reforma laboral.

Guillermo Moser: Sí, pero nosotros no nos vamos de la estructura de la CGT, nosotros nos quedamos, lo que no estamos es de acuerdo con este triunvirato. Hace poco vinimos de una reunión de secretarios generales donde participaron los 41 sindicatos del país y se trató el tema de la unidad del movimiento obrero para estar ya en marzo con una CGT unida con una sola conducción. Hoy, a veces somos orgánicos y a veces no: estamos o no estamos, de este modo no se puede seguir. Nosotros decidimos no participar de este secretariado.

 

Moser y Luis Barrales, consejero electo de la CEB

Con respecto a la Reforma Laboral el sindicalista aseguró sin especificar, que están trabajando con algunos diputados para introducir cambios. En ese sentido Moser es proclive a la adecuación de los convenios colectivos con adendas acordadas por sector, como ya ocurrió en Vaca Muerta, o con la introducción de un “fondo de desempleo”, tal como viene acordando la UOCRA.

EED: Me dice entonces que no hay una buena relación con la conducción de la CGT, pero sí con el Gobierno.

Guillermo Moser: Nosotros estamos trabajando muy bien, porque están produciéndose distintas inversiones que continúan todo lo que se ha hecho anteriormente. Se están inaugurando centrales en córdoba, en Tandil y en San Nicolás, entre las tres van a producir casi 500 megas. También están las distintas licitaciones para energías renovables que se van a instalar.

EED: ¿Han discutido con el ministro el tema tarifario?

Guillermo Moser: Tratamos de reunirnos cada 40 días con el ministro de Energía. Nosotros no estuvimos de acuerdo con la quita de subsidios, no queríamos que fuera tan drástica, queríamos que fuera más gradual. Son políticas. El gobierno anterior decidió subsidiar el 80 por ciento de la energía y este gobierno decidió no dar más ese tipo de subsidios

EED: Cuando usted dice “más gradual” entiendo que se refiere a que en el mediano o largo plazo el crecimiento de la economía y con ella los salarios acompañan la evolución de los precios.

Guillermo Moser: Exacto.

EED: Pero eso no sucedió.

Guillermo Moser: Bueno, pero tenemos la tarifa social, a la que reuniendo ciertos requisitos uno accede. Tenemos la tarifa industrial. Con respecto a lo otro, al trabajador de todos los días, ese tiene que ir a pagar. Pero también te quiero decir algo: uno, a veces, si no te ponen el peso encima, no te das cuenta. No lo valorás. Hay casas donde vos ves la luz prendida las 24 horas. Desde que aumentaron, prácticamente estamos como cuando nuestros viejos nos decían “apagá la luz”

EED: Hay un tema muy actual en Río Negro y es el de la instalación de una central nuclear para la producción de energía eléctrica. ¿Qué opinión tiene sobre eso?

Guillermo Moser: En Río Negro hablan del medio ambiente. Dicen que contamina, pero nosotros tenemos una en Buenos Aires, en Lima. El mayor poder económico del país debe estar instalado ahí; si la central contaminara, no estaría. Te tomo como ejemplo la pastera de Gualeguaychú. Dijeron que contaminaba y fuimos a protestar internacionalmente. Son todos puestos de trabajo, ¿eh?; ¿y contamina?. ¿Por qué ésa contamina y todas las que están en las costas de Corrientes y de Misiones no contaminan?, Si están bien controladas ninguna contamina. ¿Por qué en Río Negro tenemos este problema? La verdad, no lo sé, pero acá jode el ambiente, allá no jode el ambiente. No sé.