Nación, clave en el acuerdo CAPSA - Gennuso

El Gobierno de Macri medió entre la empresa y el Municipio. Reunión clave en la Feria de Turismo en Buenos Aires. Posible audiencia pública y mayoría asegurada en el Concejo con el voto PRO. El fallo judicial que le dio a CAPSA la llave de la extorsión. Voces a favor y en contra.

05/12/2017
Bariloche
Santiago Rey

 

El martes 28 de noviembre, de impecable camisa celeste, Sebastián Trappa selló en Bariloche el acuerdo cuyos trazos principales se esbozaron en la última Feria Internacional de Turismo (FIT), en Buenos Aires, un mes antes.

El titular de Vía Bariloche y Catedral Alta Patagonia (CAPSA) negoció con el Municipio con los dos anchos entre sus cartas: la presión del Gobierno nacional a la administración Gennuso; y el fallo de la Justicia que puso en manos de la empresa la llave para definir el poder concedente del cerro.

Tal fue el involucramiento del Gobierno nacional en favor de los intereses de CAPSA de quedarse en el Catedral, que a la reunión en la FIT ni siquiera fue necesario que concurran directivos de la empresa. Según pudo reconstruir En estos días, en la exposición que se desarrolló en la Rural, se reunieron el ministro de Turismo de la Nación, Gonzalo Santos, su segundo, Alejandro Lastra, el Jefe de Gabinete de la Municipalidad de Bariloche, Marcos Barberis, y el secretario de Turismo de la ciudad, Gastón Burlón.

Marcos Barberis participó de la reunión con Santos

“Santos fue clave para destrabar la situación”, se entusiasma uno de los principales referentes del Gobierno nacional en Río Negro, al admitir que el tema figuraba entre los puntos principales de la agenda de Mauricio Macri en su relación con Bariloche y la Provincia de Río Negro.

El otro punto, la Tasa al Turista que instrumentó el Intendente Gustavo Gennuso también está a un paso de definirse de acuerdo a la postura del Presidente: tras la judicialización por parte de la Nación, el Ejecutivo local está a un paso de plantear los mecanismos de salida del tributo que lo enemistó con parte del empresariado y con el Gobierno nacional.

Con Santos como engranaje de negociación, los directivos de CAPSA esperaron el momento de la rúbrica. Viajaron a Bariloche y sigilosamente el pasado martes estamparon la firma del acuerdo con Gennuso.

 

Juicio

 

La Cámara de Apelaciones de Viedma interpretó, a mediados de noviembre, que el proceso de transferencia del Cerro Catedral de Provincia al Municipio está incompleto, y que requiere el aval de CAPSA para “perfeccionarse”. Es decir, que le otorgó a la empresa la llave para sentarse a negociar ventajosamente la extensión del contrato y su proyecto de desarrollo inmobiliario.

La transferencia del poder concedente del Cerro Catedral de la Provincia al Municipio, en 2009, fue celebrado en Bariloche como un acto de autonomía e independencia para el dictado de políticas sobre su principal recurso turístico y promocional. Pocos meses después, la empresa Catedral Alta Patagonia cuestionó judicialmente aquel acuerdo político, argumentando que debía dar su aval explícito al traspaso, en tanto empresa concesionaria del servicio de explotación de los medios de elevación.

Gustavo Gennuso (foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Siete años después de aquel reclamo, la Justicia le dio la razón a la firma privada, y puso en riesgo el “perfeccionamiento” del traspaso a manos Municipal.

El Municipio, lejos de asumir que ese fallo también le daba autonomía para decidir con libertad el futuro desarrollo del cerro, aceptó las presiones de CAPSA y el Gobierno nacional y cerró un acuerdo que ahora deberá refrendar el Concejo Municipal.

 

A favor

 

“Veo esto con optimismo. Es lo que todos queríamos”, resumió el concejal del PRO Daniel Gónzalez, principal escollo -junto con el ediles del Frente para la Victoria (FpV)- a que la iniciativa privada presentada por CAPSA el año pasado fuese aprobada.

Aquella propuesta inicialmente avalada y acompañada por el Intendente Gustavo Gennuso, provocó el rechazo de González, de los ediles del FpV, y de numerosas instituciones y organizaciones vinculadas con la vida del cerro Catedral. Así, Gennuso debió dar marcha atrás. La relación entre el Municipio y CAPSA se volvió tirante, y sólo la intervención del Gobierno nacional y el fallo de la Cámara de Apelaciones mencionado, lograron destrabar el conflicto.

González votará a favor del acuerdo (foto archivo gentileza)

González, en diálogo con En estos días, resaltó los aspectos positivos del nuevo acerudo, en relación al de 2016: “Se planteaban 50 años y ahora son 30; no se reconocía a (la Municipalidad de) Bariloche como poder concedente, ahora no solamente se lo reconoce sino que también se renuncia a todos los juicios pendientes con el Municipio; se va a plantear un aumento del canon; y la responsabilidad social empresaria aparece con la construcción de dos gimnasios para la ciudad”, dijo.

Además, destacó que el acuerdo, si bien ya fue suscripto por el Intendente y la empresa, “deberá tratarse en el Concejo”. En ese sentido, adelantó su voto positivo, que junto a los siete de Juntos Somos Bariloche, aseguran a la administración Gennuso los dos tercios necesarios.

González ya planteó al Presidente del Concejo, Diego Benítez, la necesidad de convocar a una audiencia pública para tratar el tema.

Ante la consulta de este medio, explicó que el ministro de Turismo Santos “había planteado que este desarrollo iba a generar mayor mano de obra en la ciudad, además de una inversión importante para el cerro, en consonancia con la preocupación del Presidente Macri para que se generen más y mejores puestos de trabajo”.

El acuerdo extiende hasta 2056 la concesión de los medios de elevación y otros servicios en manos de CAPSA, contra una inversión obligatoria de 22 millones de dólares para modernizar el cerro integralmente.

En tanto, según explicó González, el desarrollo inmobiliario aún no tiene ubicación definitiva, aunque se descartaría el área denominada Chapelquito. Esa iniciativa establece una asociación público-privada de explotación y tenencia de la tierra.

Por su parte, a través de una gacetilla prensa coral, los legisladores de Juntos Somos Río Negro felicitaron a Gennuso por el acuerdo.

“Los barilochenses deben estar tranquilos porque se está trabajando para llegar al mejor contrato posible, y porque además sus representantes en el Deliberante podrán revisar cada detalle de lo que se acuerde”, destacó el legislador Leandro Lescano, y destacó como un “aspecto clave” que “además del canon que se actualiza cada año, ahora el Estado municipal se podrá asociar a la empresa en emprendimientos hoteleros y urbanísticos. Los barilochenses serán también dueños de este polo turístico”. Su par de bancada, Alfredo Martín, planteó que “el intendente Gennuso llevó muy bien las negociaciones, se puso firme en el momento oportuno, y ahora con este acuerdo sin dudas ha logrado incrementar el patrimonio municipal y despejar el horizonte de litigios”.

 

En contra

 

Algunas voces ya advierten sobre la inconveniencia del acuerdo para los intereses del Municipio, y auguran un rechazo similar al de 2016. Por caso el concejal del FpV, Daniel Natapof, y el legislador de la misma fuerza, Alejandro Ramos Mejía, plantearon que el Municipio no negoció libremente debido a las presiones del Gobierno nacional, entre las que se incluyó la posibilidad de liberar un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) de 10 millones de pesos para oxigenar las cuentas Municipales.

Natapof cargó contra los supuestos “condicionamientos” del Gobierno de Macri, y criticó que el convenio “se firmó a oscuras, a espaldas del pueblo”. Para el edil, la decisión del Ejecutivo de avanzar con el proyecto le traerá “grandes costos políticos, como ya le ocurrió el año pasado”.

Ramos Mejía, crítico (foto archivo gentileza)

Por su parte, Ramos Mejía interpretó que el fallo de la Cámara de Apelaciones de Viedma dejaba “en manos del Municipio el saber leer la importancia de la decisión y comenzar a trabajar de inmediato en la planificación de una nueva licitación del Cerro Catedral de caras al año 2026”. Y cuestionó que “en lugar de debatir con toda la ciudad qué cerro queremos para los barilochenses, Gennuso se apuró a hacer una contratación directa encubierta, cuando en realidad debería haber planteado a futuro una licitación”.