Weretilneck reunió a su tropa

Durante un encuentro cargado de consignas, este martes en el salón de UPCN de la calle Alem, en Viedma, por primera vez en muchos meses Gobernador y vice condujeron juntos un acto partidario.

05/12/2017
Viedma

Weretilneck: "Hay que abandonar las rencillas internas" (foto gentileza)

Salvo quienes estuvieron debidamente excusados, tal el caso del ministro de Economía, Agustín Domingo, casi todos los primeros alfiles del gobierno de Juntos estuvieron presentes: Luis Di Giácomo, Gobierno; Fabián Zgaib, Salud; Gastón Pérez Estevan, Seguridad; Carlos Valeri, Obras Públicas; Nicolás Land, Desarrollo Social; Alberto Diomedi, Agricultura, Ganadería y Pesca; Arabela Carreras, Turismo y el Vice Gobernador, Pedro Pesatti, entre los asistentes destacados.

Solo algunos de los intendentes del partido de gobierno estuvieron presentes: Gustavo Gennuso (Bariloche), Gustavo San Román (Río Colorado), Miguel Petricio (Mainqué), José Rivas (Chichinales) y Raúl Hermosilla (Comallo) llegaron al convite.

Procurando despejar sospechas de ruptura el gobernador fue quien primero tomó la palabra con un discurso que procuró ser conciliador de las diferencias internas. Convocó en varias ocasiones a la unidad y a la militancia.

Reunión de JSRN (foto gentileza)

Cuando llegó el momento de la autocrítica, nuevamente recayó en el resultado electoral de agosto en las PASO, y la posterior deserción de JSRN para las generales. A juicio de Weretilneck, “fue lo más negativo que nos ocurrió este año”, sin ahondar más allá, estableció que "eso ya no forma parte de la agenda política de la provincia". Tampoco se analizaron las razones de la derrota.

“Para algunos es solamente un recuerdo”, juzgó, y luego se rehízo al afirmar que “nosotros somos gobierno y tenemos que encolumnarnos, deponer rencillas, porque tenemos un proyecto”.

Weretilneck junto a Pesatti (foto gentileza)

Pero con certeza lo que los casi 50 asistentes a la convocatoria esperaban escuchar de boca de su jefe partidario eran las definiciones políticas, en medio de un clima enrarecido y cargado de suspicacias tras el resultado electoral del cual JSRN pareció no haberse recuperado nunca del todo.

“No somos Cambiemos”, afirmó el gobernador, “y no somos Cristina. No tenemos otro acercamiento con el Gobierno Nacional que no sea el de las buenas relaciones institucionales, no hay nada más que eso”, aseguró.

Luego y casi en tono de arenga, Weretilneck consideró que “nos espera un año formidable con el Plan Castello” e instó a trabajar y que “el trabajo se note”, y a “recuperar la juventud” militante del partido con la que el gobernador considera estar en deuda.

El Vice Gobernador, Pedro Pesatti, refrendó las palabras de Weretilneck, y el encuentro, que se extendió unas tres horas, fue diluyéndose entre el “envión anímico y la catarsis”, según resumieron algunos de los presentes.

Como colofón el legislador Facundo López anunció la reunión de la Mesa Ejecutiva en coincidencia con la inauguración de la Casa de la Militancia, a pocos metros de la esquina de Namuncurá y Bartolomé Mitre, en Viedma, el próximo 21 de diciembre, un día antes de la última sesión ordinaria del año, convocada para el viernes 22.

En suma, renovar la imagen alicaída y un esfuerzo por alentar el entusiasmo y el compromiso que hoy muchos han perdido.