Casi nada en pie

La Sociedad Rural Bariloche está cuestionada por la deforestación no autorizada del predio en el que realizará su próxima exposición. No obstante la entidad no detuvo los trabajos y estaría gestionando la condonación de las multas.

06/12/2017
Bariloche

Vista aérea del predio deforestado

En un predio desmontado y judicializado, la Sociedad Rural de Bariloche realizara su exposición anual. La Municipalidad no se hizo eco de la denuncia de un vecino sobre el avance sobre la vegetación y la falta de controles, y el silencio mediático rodea la denuncia penal.

El predio está ubicado camino al aeropuerto, entre las chacras Hogar de Jesús y Establecimiento El Cóndor, y su valor comercial podría superar el millón de dólares.

Los terrenos que estaban cubiertos por vegetación autóctona (maitenes, chacays, retamos y lauras) son ahora tierra magra, luego del allanamiento realizado por la Sociedad Rural de Bariloche (SRB) con maquinaria pesada en el lugar.

Durante la conferencia de Prensa por el lanzamiento de la 33° edición de la feria los ruralistas celebraron la adquisición de esa propiedad y agradecieron la Declaración de Interés del Concejo Municipal.

Según informó oportunamente este medio la causa penal que tramita ante la fiscalía a cargo de Inti César Isla, se nutre de documentación aportada por Ricardo Holler, vecino del lugar, incluyendo imágenes aéreas  tomadas con un dron y las actas de infracción extendidas por el Servicio Forestal Andino que dan cuenta de la devastación del lugar.

Son en total dos las actas labradas por los inspectores del SFA, cada una de las cuales conlleva una multa que ronda los 40 mil pesos. Pese a lo exiguo de la penalidad, habida cuenta de las dimensiones (10 hectáreas) del predio arrasado, En estos días pudo corroborar con distintas fuentes oficiales que la Sociedad Rural Bariloche habría realizado gestiones informales ante autoridades provinciales para no abonarlas, pretendiendo que se tome la primera de las infracciones “como una advertencia”, a pesar de que el daño medioambiental ya había sido consumado.

 

Juan Saint Antonin, presidente de la SRB.

La transgresión aparece tipificada en la Ley Q757 la cual refiere en su artículo 39 que serán consideradas infracciones “Arrancar, abatir, lesionar árboles y extraer savia o resina en infracción a los reglamentos respectivos”.

Ricardo Holler confió a este medio que tan pronto como comenzaron los trabajos con maquinaria pesada en el predio, mantuvo una charla informal con el responsable del área de Medio Ambiente del municipio: “Yo personalmente le advertí a Carlos Beros de lo que estaba sucediendo: no solo voltearon los árboles, después llevaron una chipeadora con capacidad para troncos de cuarenta centímetros de diámetro y los hicieron polvo”, recordó.

Hasta donde pudo comprobar En estos días, no existe registro -y mucho menos autorización- de parte de la Municipalidad de Bariloche a través de la Secretaría de Medio Ambiente para realizar estas tareas. La Sociedad Rural no presentó ninguna solicitud ni estudio previo de impacto ambiental.

Más aún, el cuestionamiento no sólo no ha significado una objeción. Por el contrario, el Jefe de Gabinete de la Municipalidad, Marcos Barberis, el presidente y vicepresidente de la Sociedad Rural de Bariloche, Juan Saint Antonin y Santiago Nazar, y demás integrantes de la Comisión Directiva de la institución, lanzaron este miércoles en la Sala de Prensa de la Municipalidad, la trigésima tercera edición de la Exposición Rural de Bariloche.

El silencio mediático acerca de este tema es llamativo, aunque en parte se explica por la presencia del diario Río Negro como “media partner”, con un stand y la promoción del evento convocado para febrero.

“Ahora el daño ya está hecho”, relató Holler a En estos días. “Cuando me lo volví a encontrar a (Carlos) Beros, le dije: 'fijáte, ahora ya le metieron topadoras'. No les importa nada”, se lamentó.