La Corte anuló la sentencia Arbos y dejarán libres a Goye, Zúñiga, Cortés y Carcar

En una resolución firmada este martes, el máximo órgano judicial de la Nación dio por tierra con el fallo de la Cámara que condenó a los dirigentes gremiales y al ex Intendente de Bariloche. El tiempo transcurrido en el proceso complotó contra el derecho de defensa, interpretó la Corte. La noticia tiene un alto impacto político: Wálter Cortés, Omar Goye, Ovidio Zúñiga y Víctor Carcar quedarán en libertad.

27/12/2017
Bariloche

Goye, Carcar, Cortés y Zúñiga (foto archivo)

Finalmente, la causa Arbos no tendrá culpables. Este martes la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió dejar sin efecto el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que, el pasado 2 de febrero de 2016, ratificó la condena a cuatro años de prisión efectiva para Wálter Cortés, Omar Goye, Ovidio Zúñiga y Víctor Carcar. Habían sido juzgados por la defraudación al policlínico sindical Arbos, ocurrida a fines de los ‘90, por un monto superior a los 2 millones de dólares.

El nuevo fallo se convierte en una noticia judicial y política impactante, ya que implica, en la práctica, la inmediata liberación de los oportunamente condenados.

El argumento central de la resolución -con cita a otro precedentes de ese mismo tribunal- firmada por Ricardoo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco es que el tiempo transcurrido entre el inicio del proceso y su resolución fue tan extenso que complotó contra el legítimo derecho de defensa. En esencia no se trata de la prescripción de la acción penal, sino de tecnicismos relacionados con la posibilidad del ejercicio de defensa, derivados del transcurso de un plazo irrazonable para el juzgamiento.

Tras el fallo de la Cámara, los defensores de los sindicalitas y el ex Intendente de Bariloche, habían solicitado la nulidad, pero el propio Tribunal negó la apelación. Recurrieron entonces a un recursos extraordinario, que fue finalmente -y por vía de queja -declarado procedente por la Corte.

Si bien formalmente podría interpretarse que la sentencia de la Corte admite la posibilidad de conformar un nuevo Tribunal de Casación para juzgar el tema, los parámetros establecidos en la resolución del martes implican materialmente una resolución confirmatoria de la condena, ello de acuerdo a su posición en torno al tiempo transcurrido, y se descarta así que la resolución original condenatoria de la Cámara ya no podrá ser repetida.

Así, Goye, Cortés, Zúñiga y Carcar, podrían dejar en los próximos días la cárcel de Esquel donde están alojados cumpliendo condena desde principios de 2016.

La Corte señaló que “considera imperioso aplicar aquel principio rector en lo que a la garantía de la defensa en juicio y al derecho a ser juzgado sin dilaciones indebidas se refiere”; y agregó en su fallo: “Por tal motivo, resulta de toda evidencia que lo resuelto (por la Cámara) no se condice con lo reiteradamente sostenido por este Tribunal, y ello en la medida en que se justificó la demora en la tramitación del proceso penal en el tiempo insumido en la resolución de las incidencias planteadas por la defensa de los imputados sin siquiera calificar de dilatoria esa actividad”.

La Corte adjetivó como “arbitraria” la sentencia de la Cámara Federal de Casación Penal; y resolvió hacer lugar a la queja, declarar procedente el recurso extraordinario, y dejar sin efecto el pronunciamiento de la Cámara.