Ex Jefe de la Policía fue designado Juez

Mario Altuna, cuestionado por organizaciones de derechos humanos, logró los votos del oficialismo, los Colegios de Abogados y el STJ. Asumirá como Juez del Tribunal de Impugnación.

28/12/2017
Bariloche

Altuna fue Jefe de la Policía cuando secuestraron a Lucas Muñoz (foto gentileza Prensa Provincia)

El ex abogado de los policías acusados de los asesinatos de Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, el 17 de junio de 2010, y ex Jefe de Policía de la Provincia, Mario Altuna, será uno de los encargados de impartir justicia en Río Negro.

Con los votos del oficialismo de Juntos Somos Río Negro, los representantes de los Colegios de Abogados, y del Superior Tribunal de Justicia, el Consejo de la Magistratura consagró este miércoles a Altuna como juez integrante del Tribunal de Impugnación.

Altuna ya había intentado ingresar a la estructura del Poder Judicial, cuando participó de un concurso para cubrir el cargo de Fiscal de Cámara, en Bariloche. Las críticas de las organizaciones de derechos humanos hizo tambalear esa participación, y el Gobernador Alberto Weretilneck sorprendió al nombrarlo Jefe de la Policía.

Bajo su mandato, el joven policía Lucas Muñoz fue secuestrado y tras 27 días asesinado de un tiro en la cabeza, en Bariloche. El hecho es aún investigado y la interna policial figura como una de las hipótesis del hecho.

 

Consejo de la Magistratura

 

Además de Altuna integrarán el flamante Tribunal de Impugnación, Miguel Cardella, Rita Custet Llambí, Adrián Zimmermann y Mario Altuna. Los dos primeros fueron elegidos por unanimidad y los últimos por mayoría.

Concursantes por un lugar en el Tribunal (foto gentileza Poder Judicial)

Presidió el Consejo de la Magistratura el titular del STJ, Ricardo Apcarián. Votaron el vocal del maximo tribunal, Sergio Barotto, los legisladores Facundo López, Adrián Casadei, Nicolás Rochás, los representantes del Colegio  de Abogados Carlos Dvorzak, Sergio Ceci y Cirilo Bustamante.

De acuerdo con el artículo 25 del nuevo Código Procesal Penal, el Tribunal de Impugnación tiene competencia para intervenir en las impugnaciones ordinarias contra las sentencias definitivas.

Además la nueva ley procesal le otorga facultades para intervenir en las revisiones ordinarias de las sentencias de los casos que tramitan bajo las reglas del sistema anterior y que aún no han sido radicadas ante el Superior Tribunal de Justicia.