# DESPIDOS MASIVOS EN LA TDA

Cielos abiertos, discurso hegemónico

El ex Coordinador General del Consejo de Televisión Digital Terrestre, Osvaldo Nemirovsci, habló con En estos días sobre la política del gobierno nacional para la Televisión Digital Abierta durante los últimos dos años. Los despidos masivos y el futuro del sistema.

28/12/2017
Nacional
Martín Medero

Osvaldo Nemirovsci, Ex coordinador de la TDT (Foto gentileza UNRN)

“La tecnología, la estructura de la TDT no corre riesgo”, adelantó Nemirovsci. “Lo que está sucediendo no tiene nada que ver con el sistema en sí, que es un desarrollo tecnológico en cuanto a normas y parámetros adoptados por la Argentina con sustento en acuerdos internacionales”

“Eso no va a pasar; sería como decir que el gobierno va a desmantelar la televisión a color”, explicó.

Al momento de esta entrevista unos doscientos trabajadores vinculados a la producción de contenidos para la TDA, permanecían ocupando pacíficamente el hall del Centro Cultural Kirchner a la espera de una respuesta por la continuidad de sus puestos laborales.

En ese punto, para el ex Coordinador, los despidos en las áreas de generación de contenidos, efectivamente tienen que ver con el cambio de paradigma político que el gobierno de Cambiemos intenta imprimirle a la comunicación social.

“Los despidos serían un error”, evaluó, “Más allá del dolor social que nos provoca a quienes sostenemos otro tipo de ideas políticas, sería un error hasta económico, que es el cálculo que ellos siempre hacen. Estarían despidiendo a personal de primer nivel, que ya está trabajando en contenidos. La contratación de productores privados es siempre más onerosa”, dijo Nemirovsci.

Siempre que se menciona a la TDA (Televisión Digital Abierta), se hace referencia a las políticas públicas e inclusivas de creación de contenidos, sobre las que hoy avanza el Gobierno. Cuando se refiere a la Televisión Digital Terrestre (TDT), de lo que se habla es de la infraestructura tecnológica del sistema de emisión de esos contenidos.

Nemirovsci evalúa que no se trata solo de colmar la pantalla con propaganda política: “nosotros buscábamos que la comunicación fuese inclusiva en cuanto a contenidos, por eso Paka Paka, Encuentro o DeporTV, entre otras señales, a partir de unidades creativas desde el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA) de acceso universal y gratuito; o el programa Acua Mayor, por ejemplo, dedicada a los adultos mayores, que son las que hoy se están vaciando de recursos humanos”, describió.

Trabajadores despedidos de la TDA

Los despedidos pertenecen todos a la unidad denominada CIARA, con sede en el Instituto Geográfico Militar, en la avenida Cabildo, en Buenos Aires, donde hasta hoy se producían la mayoría de los contenidos para la TDA.

“Tampoco pienso que esto tenga destino de privatización”, dijo Nemirovsci. “Cualquier cosa que hagan con productoras privadas es mucho más caro. Por otra parte las empresas de televisión ya tienen instalados los sistemas de soporte digital y desarrollan sus propios contenidos, también por streaming (programación a demanda vía internet), del mismo modo instituciones públicas como las universidades nacionales disponen de sus propios equipos para emitir a través de la televisión digital”

Productores independientes de todas las provincias, organismos gubernamentales y no gubernamentales, universidades, agrupaciones sociales, culturales y señales que contaran con producciones propias, podían ceder sus contenidos de manera gratuita al BACUA para ser distribuidos a los canales de televisión de todo el país.

El  BACUA contaba con una creciente cantidad de horas de contenidos audiovisuales originales a partir de los distintos Planes de Fomento, vehiculizados a través de concursos abiertos para productoras independientes -con y sin antecedentes- de todas las provincias. Procurando fortalecer la industria audiovisual de cada región, las políticas de fomento a la producción de contenidos incluían, además, inversiones en equipamiento tecnológico y capacitación profesional.

En ese sentido se habían creado 9 polos productivos en red en el interior del país.

“No creo en teorías conspirativas”, comentó Nevirovsci “digo, en relación al Grupo Clarín que, por allí se dijo que buscaba quedarse con el sistema de la TDT. Lo que sí creo es que el Gobierno quiere tener sus propios contenidos, y esto afecta al personal vinculado a las unidades de producción que nosotros le habíamos dado a la TDA, en cuanto a la programación, pero también a la promoción de productores independientes”.

Aunque reconoce: “Esto más allá del fútbol que se emitía en forma gratuita y que ahora está privatizado; pero eso es un negocio gigante que está al margen de lo que es la TDA”

Para 2014 el Estado llevaba invertidos a través del entonces Ministerio de Planificación 3.600 millones en las políticas hacia la TDA, entre infraestructura -plataformas de recepción y emisión de la TV Digital-; fomento, a través de concursos de producción de contenidos; y formación, con centros de producción audiovisual y capacitación del Sindicato Argentino de Televisión (SAT) y la Asociación Argentina de Actores.

“Habíamos alcanzado el 87% de cobertura poblacional con la instalación de 94 antenas, y todavía está pendiente la entrega de decodificadores que ya fueron adquiridos y que buscaban incorporar gratuitamente a todos aquellos que no podían acceder a los televisores de última generación; todo ese desarrollo se llevó a cabo en solo 5 años”, detalla Nemirovsci.

“Por eso, una vez más”, insiste Nemirovsci,  “la estructura tecnológica no va a ser –porque no puede ser- clausurada o desmontada. La Argentina hizo una gran inversión en el sistema con vistas al llamado ´Apagón Analógico´ del que estamos a poco más de un año. Todas las emisoras audiovisuales deberán adecuarse, y lo están haciendo, a la nueva tecnología. Eso no es una ocurrencia de un empresario privado. A tal punto”, destaca el ex coordinador del Consejo de la TDT “que ya prácticamente todos los televisores que se venden vienen con el sintonizador para la televisión digital incorporado”.

"Lo que sí es claro es que en cuanto a una política de Estado de lo que debe ser el acceso universal y gratuito a las telecomunicaciones, este gobierno tiene otra intención”.

En Estos Días: Hay todavía otro tema central, y es el de la utilización del espectro radioeléctrico. En su momento hubo grandes presiones de los medios privados por apropiarse de la mayor parte, y sin embargo el Estado hizo reserva de un segmento para la emisión de las señales en forma gratuita a través de la Televisión Digital Terrestre. Esto, se sabe, involucra millones de pesos.

Osvaldo Nemirovsci: Bueno, por lo pronto gracias a la Ley 26522, de contenidos audiovisuales, aunque ha sido retaceada o reducida en muchos aspectos, aún preserva para el Estado una franja para la utilización del espectro radioeléctrico sin fines de lucro que no puede privatizarse, a menos claro que se promulgue una nueva Ley o un decreto.

EED: No sería nada extraño.

Osvaldo Nemirovsci: Desde ya que no, pero hay que ver que en esa franja se monta la TDA pero también toda la comunicación oficial.

EED: Siempre dio la sensación de que la TDT tenía mucho por crecer y de que se quedó a mitad de camino: ¿qué faltó hacer o qué se hizo mal?

Osvaldo Nemirovsci: La generación de más señales. Fijáte que en Buenos Aires tenés 5 señales abiertas en formato analógico. Con el sistema multiplex estaríamos hablando de 30 ó 40 señales digitales. Lo mismo para el interior del país, donde intentamos generar 200 señales nuevas. Esto es algo que quedó sin hacer. Por un lado, porque quedó desierta la licitación que se hizo, que luego también se prorrogó sin éxito, y por otro porque internamente estuvimos quienes como nosotros y, por ejemplo (el entonces presidente de la AFSCA, Gabriel) Mariotto, queríamos generar un gran número de señales, mientras que hubo otros funcionarios con mayor potestad, que pensaron que era mejor tener pocas señales. Si hubiéramos hecho lo que nosotros proponíamos, hoy tendríamos esos 200 productores luchando por lo mismo que hoy estamos luchando nosotros.

(Foto gentileza)

En términos de autocrítica Nemirovsci agregó la “falta de empoderamiento” de los pequeños operadores de televisión, en términos de “grave error” cometido durante el gobierno de Cristina Kirchner, que impidió, como colofón, la defensa irrestricta de la Ley de Contenidos Audiovisuales.

Destacó en cambio como un logro de la gestión la adopción de la norma japonesa (ISDB-T) para las emisiones de la TDT en lugar de la estadounidense. Esa decisión, contra las fuertes presiones de los operadores privados locales, permitió a la Argentina integrarse a los sistemas implementados en casi todos los países de Sudamérica, asegurando una soberanía plurinacional en el sub continente hoy en marcha irreversible.

En términos de la afectación de la estructura de la TDT que pudiera intentar el Gobierno “este es un reaseguro –aunque de estos tipos se puede esperar cualquier cosa- que hace muy difícil y hasta inconveniente económicamente el cambio tecnológico”, estimó Nemirovsci “El capital invertido en tecnología es altísimo, y el tiempo de instalación también va haciendo imposible un cambio de norma, por ejemplo. En octubre de 2019 se producirá el apagón analógico, que es un compromiso internacional, y para entonces todos los países deberán estar adecuados al nuevo sistema”

EED: También resulta sospechoso que el gobierno avance sobre la TDA cuando acaba de conocerse la autorización para la fusión de Cablevisión y Telecom

Osvaldo Nemirovsci: Yo no puedo decir que intención habrá detrás, si es que está relacionado. Sí sé que ambos sistemas pueden convivir. La TDA apuntaba a aquellas familias que no podían pagar el servicio por cable, y que podían acceder a 3 canales abiertos en capital y uno o ninguno en el interior.

“Por supuesto que repudiamos los despidos, pero también me resultaría doloroso que se abandonara la tecnología de la TDT o que se desfinanciara”, concluyó Nemirovsci. “El apagón analógico es un compromiso asumido por la Argentina y sería desastroso para el país, llegado el momento, no disponer de esa tecnología”.