En medio del escándalo, Gennuso visitó a Oñate para “saludarla por las fiestas”

El Contralor avanza en la investigación por las irregularidades denunciadas en la Defensoría del Pueblo. Funcionarios del Ejecutivo también cuestionan a Oñate. Pero Gennuso la visitó en su despacho.

28/12/2017
Bariloche

Oñate, Gennuso y Benítez (foto archivo Eugenia Neme)

Si la política se construye con gestos, el de las últimas horas del Intendente Gustavo Gennuso no pasará desapercibido. En medio de las críticas contra la Defensora del Pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, por la contratación de familiares y las denuncias por trabajo en negro en el organismo que conduce, el jefe comunal la visitó este jueves en su despacho.

Oficialmente desde el Gobierno se explicó a En Estos Días que la fue a visitar, junto al Presidente del Concejo Municipal, Diego Benítez, para “saludarla por las fiestas”.

La “visita” de Gennuso se dio pocas horas después que el Tribunal de Contralor abriera una investigación por las supuestas irregularidades denunciadas por la ex asesora letrada de la Defensoría, Ingrid Küster. En su nota de renuncia, Küster aseguró que en la Defensoría hay empleados en negro, y cuestionó las formas de conducción del organismo por parte de Oñate.

En tanto, a esa investigación se podría sumar el dato aportado en las últimas horas por este medio, sobre la designación de la cuñada de Oñate, Gabriela Barría, cuyo contrato fue dado de baja hace dos días. Barría había sido sumada al equipo de trabajo de la Defensora, a pesar de las restricciones que impone la ordenanza de Ética Pública en relación a la designación de familiares.

A pesar de la crisis que atraviesa el organismo, Gennuso arribó esta mañana a la Defensoría y, junto a Benítez, se encerró en la oficina con Oñate. “Fue a saludarla por las fiestas”, fue la respuesta oficial desde el Gobierno ante la consulta de este medio.

Sin embargo, en el Ejecutivo analizan críticamente la actuación de la Defensora con estos temas. Altas fuentes del Gobierno interpretaron que Oñate y su cuñada podrían haber incurrido en la figura de “falsedad de documento público”. No descartaron que el Ejecutivo haga una denuncia en ese mismo sentido.

Las mismas fuentes confiaron que no es la primera vez que Gennuso visita a la Defensora. Luego de conocerse las denuncias, ambos se reunieron y, en esa ocasión, los saludos navideños no fueron el tema central de la charla.

En las últimas horas se sumó un dato insoslayable a la relación de Oñate con los poderes municipales: es inminente la liberación del sindicalista Wálter Cortés, "padre político" de Oñate desde el gremio de Empleados de Comercio.