Imputan a policía de Chubut por “tentativa de homicidio agravado” contra una mapuche

La represión de principios de enero en la comunidad Cushamen, comenzó a ser invetigada por la Justicia. El jefe del operativo fue imputado. Seis meses tendrán las partes para sumar pruebas.

28/12/2017
Chubut

Emilio Jones recibió una posta de goma disparada a muy poca distancia

La Fiscalía de Esquel imputó por “tentativa de homicidio agravado”, “abuso de autoridad” y otros cargos al oficial principal de Brigada de Investigación de la Policía de Chubut Julio Alberto Solorza, en el inicio de la investigación del operativo del 11 de enero pasado en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen, en Chubut, en el que resultaron gravemente heridos dos pobladores del lugar, informó la justicia.

La causa fue impulsada por la abogada Sonia Ivanoff, representante de la comunidad mapuche, y se remonta al 10 de enero pasado, cuando Gendarmería nacional desalojó la obstrucción de las vías de La Trochita, que pasan por dentro del predio, en donde los mapuches habían cortado su paso un mes antes.

En esa oportunidad los gendarmes detuvieron a varias personas que resistieron el operativo, pero fueron liberadas poco después.

En cambio el día siguiente, ingresaron efectivos de la División de Infantería de la Policía provincial y desataron una brutal represión, durante la cual detuvieron a varios mapuches e hirieron gravemente con postas de goma en la cabeza a Fernando Eloy Jones Huala, Emilio Jones, Malvina Soledad Encina y Fausto Jones Huala, este último hermano del lonko (máxima autoridad) de la comunidad, Facundo Jones Huala.

La comunidad mapuche emitió un comunicado afirmando que ese operativo “fue la antesala de lo que luego terminó con la desaparición forzada (del primero de agosto en la misma comunidad) y el hallazgo sin vida del compañero Santiago Maldonado y el asesinato a quemarropa del weichafe (guerrero) Rafael Nahuel”, del 25 de noviembre pasado en Villa Mascardi.

La comunidad Cushamen, escenario de la represión (foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Los mapuches aseguraron que en el operativo de enero de la policía chubutense escucharon a los uniformados decir que “hay que matar a uno”, lo que inició una “cacería contra el pueblo mapuche”.

Ivanoff explicó a En estos días que “sin orden judicial ni situación de conflicto que justifique la agresión, los policías disparan, los corren con los escudos, las escopetas, e ingresan a la comunidad”. Como consecuencia, Emilio Jones recibió un disparo de posta de goma en su mandíbula, produciéndole una fractura, y Fausto Jones Huala sufrió fractura de cráneo con afectación del oído medio con pérdida de audición.

Por ese motivo, Ivanoff, en su carácter de querrelante, solicitó la imputación por el delito de tentativa de homicidio agravado, con abuso de su función por ser miembro de una fuerza de seguridad, con alevosía y con el concurso premediatado de dos más personas, todo en concurso real con el delito de abuso de autoridad. Además se sumó la figura de “odio racial”, que habría quedado demostrado por los gritos de “maten a esos indios”, registrados en audios.

Ahora, se abren un período de seis meses de instrucción para la presentación de pruebas.