# QUIÉN MATÓ A LUCAS MUÑOZ

Hallazgos en el auto al que habría subido Lucas cuando fue secuestrado

Se levantaron 76 elementos que serán analizados. Optimismo de la querella. El vehículo seguirá bajo custodia. Se suicidó en la cárcel el cómplice del sospechoso dueño del vehículo.

29/12/2017
Bariloche
Santiago Rey

 

Importantes avances se produjeron en la investigación del secuestro y asesinato de Lucas Muñoz, tras el hallazgo del auto al que supuestamente el policía se subió el día que fue secuestrado.

Este viernes pasadas las 6 de la mañana, finalizó el peritaje de casi 12 horas concretado a pedido de la querella -representada por la abogada Karina Chueri-, y el fiscal Martín Govetto. Según pudo saber En estos días, se levantaron 76 elementos y muestras que serán ahora analizados por el laboratorio forense de la Policía de Río Negro.

El resultado del peritaje entusiasma a la querella, ya que interpreta que de los elementos secuestrados pueden surgir indicios que lleven a ubicar ese vehículo y al sospechoso Boris Hermosilla como el primer eslabón que terminó con el secuestro y posterior asesinato de Lucas Muñoz.

Testimonios existentes en el expediente dan cuenta que el día de su desaparición -el 14 de julio de 2016-, el joven policía bajo del colectivo y se subió a un auto particular -compatible con el Chevrolet Onix gris secuestrado-. Ese vehículo era propiedad de Boris Hermosilla, a quien Muñoz conocía.

Hermosilla se encuentra actualmente procesado y detenido en la cárcel de General Roca por el crimen de Hugo Cullihuin, producido en febrero de este año.

Para la realización de la pericia sobre el vehículo, Hermosilla fue trasladado a Bariloche. El detenido era también propietario de la camioneta Fiat Qubo blanca, secuestrada en en la causa por el asesinato de Lucas Muñoz.

Llamativamente, pocos días después de producido el hallazgo del Onix gris, el aparente cómplice de Hermosilla en el asesinato de Cullihuin, Jonathan González, se suicidó en la Unidad Penal III de Bariloche, donde permanecía detenido.

Según el informe policial, se ahorcó con una soga en el baño del Penal.

 

Peritaje

 

El análisis del auto se realizó bajo la figura de anticipo jurisdiccional de prueba, solicitada por el Fiscal Martín Govetto al juez de la causa, Bernardo Campana, a pedido de Karina Chueri, abogada de la familia de Lucas Muñoz.

En estos días pudo saber que el vehículo habría permanecido durante mucho tiempo cerrado, lo que provocó que al momento de abrirlo emanara desde su interior un fuerte olor a podrido y encierro. El dato no es menor: demostraría que el auto no fue utilizado desde hace varios meses.

Los elementos y muestras más importantes levantados durante la pericia corresponderían al asiento del acompañante y el asiento trasero del Onix.

Lugar del hallazgo del cuerpo de Lucas (foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

En función de la importancia de los hallazgos, se ordenó suspender cualquier otra prueba hasta que se determine el origen y característica de las muestras levantadas. Por ese motivo, el auto fue nuevamente cerrado y dejado a resguardo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Durante toda la noche trabajaron los peritos de la Procuración de la Provincia junto con el Gabinete de Criminalística de la Policía, ante la mirada del Juez y la querella, ya que no se quedaron ni el fiscal ni la defensa. 

A partir de los resultados -podrían demorarse más de dos semanas-, Hermosilla podría ser indagado. Para ello, el sospechoso deberá definir la situación de su defensa, ya que el abogado designado rechazó ejercer esa representación, y el compromiso recaería sobre un Defensor Oficial.