# DÓNDE ESTÁ DANIEL SOLANO

Laura Méndez: “El costo de bajar al jagüel no puede ser un tema de discusión”

La secretaria de Derechos Humanos  de Río Negro, Laura Méndez, confirmó que el 25 de enero comenzarán con el vaciado del pozo. El costo total del operativo es de un millón de pesos, que la Provincia pagará en dos tramos. Estiman que las tareas demandarán 10 días.

29/12/2017
Río Negro

Laura Méndez (foto gentileza Prensa Provincia)

La próxima semana el gobierno provincial depositará un adelanto de 500 mil pesos requeridos por la empresa Perterser S.A para llegar con maquinarias y operarios hasta la estancia “La Manuela” en Choele Choel donde el 25 de enero iniciarán los trabajos de vaciado del jagüel, sitio al que se sospecha fue arrojado el cuerpo del desaparecido Daniel Solano.

“Las negociaciones fueron largas”, relató Laura Méndez, “lo cual es doloroso porque lo cierto es que no debieron haber habido negociaciones. Hubo quienes decían que la provincia de Salta debía hacerse cargo de pagarle a la empresa. Otros decían que como la carátula de la causa es ‘desaparición forzada’, era el Gobierno Nacional el que tenía que afrontar el gasto”.

“Yo no puedo verlo como un gasto”, reflexionó, “¿cuál es el valor de la vida?, ¿cuál es el valor de recuperar para una familia el cuerpo de su hijo desaparecido?”.

En forma paralela la familia Solano realizó una colecta para llevar hasta el lugar al Equipo Argentino de Antropología Forense, una de las agrupaciones de mayor prestigio internacional en la materia, que intervendrá, de ser necesario, en el reconocimiento e identificación de los restos humanos que pudieran hallarse.

“Nosotros, desde la secretaría”, dijo Méndez, “entendemos que Río Negro no se puede permitir tener un desaparecido, es totalmente inaceptable, no podemos, como sociedad, vivir con eso”

Luego de innumerables idas y vueltas, una vez establecido el mandato judicial y previa garantía de pago para realizar la pericia en el jagüel, también se acordó con la empresa la disponibilidad operativa para iniciar las tareas. El requerimiento para la pericia lo habían efectuado tanto la querella en la causa como la secretaría de Derechos Humanos de Río Negro.

Daniel Solano

Daniel Solano llegó al Valle Medio en septiembre de 2011 proveniente de Tartagal para trabajar en la temporada de raleo y cosecha de manzanas. Pertenecía a la comunidad indígena Misión Cherenta. El reclutamiento de trabajadores golondrina estuvo a cargo de la empresa Agrocosecha SRL, con sede en Córdoba, a la cual terceriza servicios la multinacional Univeg Expofrut SA, radicada en Lamarque.

Centenares de trabajadores llegan todos los años desde las zonas más humildes de Salta, Tucumán o Santiago del Estero, y conviven mientras dura la cosecha en galpones con condiciones mínimas.

Daniel Solano fue uno de ellos.

Cuando el joven se quejó junto a sus compañeros por el salario escuálido que se les abonaba, y que no era ni siquiera el acordado, fue secuestrado y desaparecido, el 5 de noviembre de 2011. Faltaban 3 días para que cumpliera 27 años.

La causa caratulada como Desaparición Forzada llevó, merced a múltiples testimonios hasta el jagüel de la estancia “La Manuela”, donde se cree pudo haber sido arrojado el cuerpo de Solano.

“Nuestra preocupación ahora”, explicó Méndez, “es que los resultados de la pericia estén disponibles para la primera quincena de febrero y obren como prueba para el juicio”.

 

“Los indicios y los testimonios son muchos, por eso el juez guió la pericia hacia ese lugar. Si los resultados son positivos lo primero que va a ocurrir es que la causa deberá cambiar de carátula y dará un vuelco inevitable a la investigación”, adelantó.

En torno a esta medida judicial, crecen la ansiedad y la esperanza de la familia Solano por dar con el paradero final de su hijo.

“Hay motivos fundados para una gran expectativa”, precisó Laura Méndez “por un lado hay un testigo en el expediente, familiar de uno de los policías presuntamente implicado en la desaparición de Daniel, que dice haber visto cómo arrojaban un bulto en ese pozo; pero también el estado en el que se encuentra el jagüel es llamativo: se sabe que es un recurso muy importante de agua para la estancia, que siempre se mantiene limpio para que el agua sea potable, y en este caso”, razonó, “el pozo ha sido rellenado con 30 metros de escombros, basura, cemento y hasta una heladera que se detectó. Eso es algo muy sintomático y sospechoso”.

Con esa sospecha en ciernes, el jueves 25 de enero a las 9 de la mañana, comenzará la pericia utilizando maquinaria especial para el vaciado del jagüel, que exige máxima precisión para no dañar las evidencias que pudiera haber.

“Según me explicaron”, contó la funcionaria “la máquina excavadora tiene en su extremo algo así como una lija, que va limando muy lentamente hacia el interior del pozo, cuidando que se pueda recuperar la mayor cantidad de pruebas intactas, y cuidando también la posibilidad siempre latente de un derrumbe. Por eso es una pericia de altísima complejidad que requiere de personal especializado y maquinaria específica para esa tarea”

”Hay que entender”, señaló Méndez, “que la justicia manda a la sociedad rionegrina en su conjunto, a través del Estado provincial a dar respuesta. No es posible que Río Negro tenga una causa abierta por una desaparición forzada y que no haga absolutamente todo lo posible por esclarecer el caso. Y comprender también que hay una familia que está pidiendo lo más humano que se pueda pedir, que es saber que fue de su hijo y poder darle sepultura”.

Y concluyó: “Desde mi perspectiva no hay argumentos que puedan objetar la necesidad de esta pericia. Ni tampoco puede esgrimirse que este sea un gasto que la provincia está o no en condiciones de realizar. O que es caro, o que es barato. ¿Con qué parámetro se puede decir en un caso como este qué es caro o qué es barato? Por empezar no considero que se le pueda llamar ´gasto´, cuando estamos buscando a una persona desaparecida. Y creo además que nunca, cual fuere el costo de peritar el jagüel, puede ser este un tema de discusión”.