Sospechoso robo en la casa de una docente mapuche denunciada por Bullrich

Elisa Ose figura en el informe que creó el Comando Unificado impulsado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. En la comunidad Las Huaytekas, donde vive, hubo un misterioso ataque incendiario, y pocos días después un robo. Desconocidos se llevaron computadoras, documentación y trabajos docentes. El Gobierno “no tiene ninguna prueba contra nosotros, porque no somos terroristas”, dijo.

31/01/2018
El Bolsón

Elisa Ose

La comunidad Las Huaytekas -a 30 kilómetros de El Bolsón, provincia de Río Negro-, algunos de cuyos integrantes aparecen nombrados como “terroristas” por el informe del Ministerio de Seguridad que creó el Comando Unificado para luchar contra la RAM, sufrió en los últimos 15 días dos ataques. Uno de ellos incendiario, y otro un sospechoso robo en la vivienda de la docente mapuche Elisa Ose.

El 27 de diciembre pasado, la ministra Patricia Bullrich encabezó una conferencia de prensa durante la cual presentó el trabajo de 180 páginas conformado, casi en su totalidad, por recortes de notas de diarios, en las que se acusa a diferentes integrantes del pueblo mapuche de pertenecer a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y haber protagonizado acciones terroristas. Ese trabajo no incluye ninguna prueba de carácter judicial, que acredite la existencia misma de ese grupo, y mucho menos que algunos de los mencionados haya cometido algún hecho ilícito.

Veinte días después de esa acusación pública, la comunidad de Las Huaytekas sufrió el primero de los ataques. “El 17 de enero hubo un incendio intencional en la casa de una abuela, una anciana de la comunidad, que afortunadamente no estaba habitada. A los dos días hubo otro intento de incendio en otro lugar, a escasos metros de esa casa que ya habían quemado”, relató Elisa Ose, docente, integrante de esa comunidad, y una de las mapuches nombradas por Bullrich.

Comunidad Las Huaytekas

El pasado fin de semana, en tanto, desconocidos ingresaron a robar a la casa de Ose. Se llevaron “celulares, computadoras, una cámara digital y dos discos rígidos. Me llamó la atención porque (el robo) tiene que ver con elementos donde uno guarda información. Es muy llamativo que haya sucedido eso”, explicó en diálogo con la periodista Adriana Meyer.

Para la docente mapuche, lo sucedido “tienen que ver con una campaña de amedrentamiento, hostigamiento, persecución política”. De hecho, el mismo fin de semana , en el lugar donde habían quemado la casa “aparecieron unas cadenas con candados; alguien fue y puso una cadena con candado en una tranquera que es de la comunidad” para no permitirles el ingreso. “Yo entiendo que estos hechos están todos vinculados”, planteó Ose.

La docente fue denunciada en el Juzgado Federal de Esquel (Chubut), por participar de un corte de ruta, el pasado 10 de enero. En esa jornada, el Juez Guido Otranto ordenó un allanamiento en el Pu Lof Resistencia Cushamen. Al día siguiente, el violento ingreso de fuerzas federales en ese territorio provocó dos heridos graves. Actualmente, se tramita una causa por el violento accionar de los uniformados.

“Después de casi un año (de aquel corte de ruta) me llegó una denuncia (acusándome) de obstrucción de la vía pública y amenazas contra la autoridad. Yo me considero, no con miedo, pero considero que soy una perseguida política como tantos otras lamien (hermanas), que estamos en la misma causa; que estamos luchando por el territorio y por la defensa de nuestros derechos, no hay otra razón”, interpretó.

Elisa Ose (foto Facebook José Ñuis Zamora)
 

Las Huaytekas
 

Gran parte del territorio de Las Huaytekas es territorio recuperado hace ya unos 10 años. “Si bien durante esos diez años hubo incidentes. En los primeros tiempos fueron un poco más violentos, después se acomodó con la intervención de la Justicia, porque la comunidad ha hecho las denuncias penales correspondientes contra los terceros usurpadores, y las causas están avanzando”, explicó Ose.

De hecho, hay un pedido de desalojo latente, la Justicia avaló la legitimidad de la recuperación territorial en la zona.

“Ahora estamos siendo hostigados en la parte recuperada por Daniel Kritz (empresario de la construcción) y Luis Silverberg (empresario vinculado a la actividad petrolera con residencia en Caleta Olivia, Santa Cruz)”. A finales del año pasado, la Justicia informó a la comunidad que la Provincia de Río Negro está procediendo con la expropiación a Luis Zilverberg, “a raíz de que nosotros denunciamos que ese título se obtuvo en forma fraudulenta. La Justicia investigó y efectivamente determinó que el fraude era cierto”.

Según Ose -siempre en diálogo con Adriana Meyer- Zilverberg “robó las tierras. El título (de propiedad) es fraudulento y la provincia de Río Negro le está expropiando esas tierras. Esta novedad la tuvimos a fin de año y ahora en enero comenzamos a sufrir el hostigamiento, así que está íntimamente relacionado”.

Periodista: ¿Qué tipo de información te robaron, Elisa?

Elisa Ose: Yo no tengo nada para esconder; yo soy docente y tengo mis trabajos ahí. No tengo nada para esconder, pero tampoco tienen por qué venir a arrebatármelo. Son cosas mías, privadas, fotos, momentos que uno vive, documentos, material de lectura, bibliografía. No tengo nada entre comillas que me puede llegar a “comprometer” en nada. Pero es muy llamativo. A otro lamien también mapuche, le sucedió lo mismo; le entraron a robar a la casa, le sacaron esas mismas cosas. Es como llamativo. No es que uno lo pueda llegar a comprobar, pero también uno va atando cabos.

Comunidad Las Huaytekas

Periodista: ¿Lo vinculás con lo que están padeciendo las lamien de Cushamen, con acusaciones en la Justicia, etc?

Elisa Ose: Yo lo relaciono de esta forma: yo también figuro en el Informe RAM, en las 180 páginas famosas que escribió Bullrich con sus colegas o súbditos, que es un informe muy grotesco, con muy poca profesionalidad; digamos, yo soy docente y cuando tengo que hacer un informe sobre un alumno, lo hago muchísimo más científico que lo que hicieron ellos.

Periodista: El informe de Bullrich no lo aprobarías…

Elisa Ose: No lo aprobaría de ninguna forma. Y aparecemos ahí varios lamien con nombres, con apellidos y nuestras caras, directamente acusándonos como violentos, como terroristas, como activistas. Distintos calificativos que tenemos. Y ellos no tienen ninguna prueba de las acusaciones que nos hacen. Ninguna prueba, porque no existen. Lo que ellos denuncian no existe. Nosotros no somos terroristas.

Sí, claro que somos mapuches; llevamos la lucha con dignidad, nos sentamos frente al winka (hombre blanco) con dignidad, con firmeza, con crudeza, cuando es necesario. No le tenemos miedo. Y así como se supone que ellos son personas, nosotros también, y desde ese lugar nos manejamos.

Para nosotros nuestras autoridades son autoridades ancestrales. Para nosotros no hay otras autoridades. Los winka son winkas. Serán Intendentes, Presidentes, pero no dejan de ser personas que a mí no me representan.