Renunció la secretaria de Derechos Humanos de Río Negro, Laura Méndez

Tras un año en el cargo la barilochense, doctora en Historia, anunció que abandonará la secretaría “por motivos familiares”. No se conoce aún el nombre de su reemplazante, aunque desde el Gobierno adelantaron que la designación de un nuevo secretario será inmediata.

06/02/2018
Río Negro

Laura Méndez, secretaria de Derechos Humanos de Río Negro

El alejamiento  de Laura Méndez se produce luego de un año exacto a cargo de la secretaría de Derechos Humanos de Río Negro. Si bien la renuncia se hará efectiva a partir del próximo 15 de febrero, la funcionaria adelantó en forma reservada a la ministra de Educación (de quien depende el área) Mónica Silva, y al gobernador Weretilneck que motivos personales le impiden continuar al frente de la gestión.

En diálogo con En Estos Días, Méndez hizo especial hincapié en que “en ningún momento el gobernador ni la ministra me pidieron la renuncia; tuvimos durante todo este tiempo una excelente relación, de apoyo en el trabajo e importantes logros que espero poder dar a conocer con un informe final que presentaré cuando culmine mi gestión la próxima semana”, anunció.

Durante los últimos días corrió con fuerza el rumor de la salida de Méndez del Gobierno Provincial, fundado en la adhesión de Weretilneck al Plan  Nacional de Derechos Humanos, que fue criticado con dureza por especialistas  de 13 provincias a través de una carta dirigida a Claudio Avruj, carta que también suscribió Laura Méndez.

No son pocos ni menores los casos que debió asumir el área durante su gestión. Probablemente entre los de mayor trascendencia pública se encuentran el asesinato de Rafael Nahuel, en el cual Méndez tuvo una participación activa en la conformación de la Mesa de Diálogo con las comunidades Mapuche, y el caso de la desaparición forzada de Daniel Solano, causa en la que la secretaría  logró, luego de tres años de dilaciones, destrabar los fondos para implementar la pericia en el jagüel de la estancia La Manuela en Choele Choel, tarea que aun se encuentra en desarrollo.

La muerte de Santiago Maldonado fue otro episodio que dividió las aguas en el Gobierno Provincial. Tomando distancia del gobernador Alberto Weretilneck, Laura Méndez se mostró siempre reacia a aceptar la existencia del grupo activista Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), exigió públicamente en más de una oportunidad la identificación de los responsables, ante el silencio oficial, y se puso al frente de la polémica desatada en torno al tratamiento o no del tema en las escuelas rionegrinas: “Traer la realidad al aula para transformarla en objeto de indagación y conocimiento aportará, sin duda, al fortalecimiento de la democracia y el mantenimiento férreo de Memoria, Verdad y Justicia”, expresó, “En las aulas rionegrinas no hay temas prohibidos”.

“Me voy a ir con la tranquilidad de no haberme guardado nada”, aseguró, “y sabiendo que, como en el caso Solano, las medidas que logramos implementar, están aseguradas y continuarán en tanto la Justicia no disponga algo en contrario”.

Según confió Laura Méndez a este medio, su renuncia fue “largamente meditada; ya en diciembre tuve en claro que me iba a resultar imposible seguir y se lo comuniqué verbalmente a (la ministra) Mónica Silva. Pero en ese momento estaba a punto de comenzar la pericia en el jagüel (por el caso Solano), y yo no quería apartarme hasta estar segura de que todo estaba en marcha”.

Finalmente este martes, con un breve texto de agradecimiento a las autoridades provinciales y a su equipo de trabajo, la secretaria hizo público su alejamiento del cargo.