Más de cien pasajeros de Flybondi varados en Bariloche

Tan pronto comenzó a operar, la Low Cost beneficiada por el Gobierno Municipal con un insólito convenio, evidenció reiteradas falencias. Hace menos de una semana la aerolínea debió despachar el equipaje en camiones, ahora dejó a los pasajeros varados.

08/02/2018
Bariloche

“Volar ahora casi que te cuesta menos que un termo de acero inoxidable”

El arribo de Flybondi a Bariloche estuvo signado por el conflicto. Primero, político, cuando En Estos Días difundió la letra chica del convenio de colaboración que el intendente Gustavo Gennuso rubricó con la firma, por el que le otorgaba extraordinarios beneficios, como la exención de tasas y un aporte millonario en publicidad.  

Todo el arco político –incluso concejales oficialistas-, cámaras empresariales y Tribunal de Contralor, se opusieron, entendiendo que se estaba favoreciendo con recursos públicos a un emprendimiento privado. Por el rechazo, el acuerdo nunca ingresó al Concejo para su tratamiento.

Las frustraciones con la aerolínea que promociona que “volar ahora casi que te cuesta menos que un termo de acero inoxidable” fueron inmediatas: el despegue inaugural en la ciudad que preparó el Intendente con la empresa antes de navidad, convocando un centenar de niños de sectores vulnerables, debió suspenderse por “cuestiones metereológicas”, luego de una espera de 4 horas y con los menores embarcados y expectantes por su bautismo aéreo. La promesa de reprogramación, aún no se cumplió.

El CEO de Flybondi junto al ex Jefe de Gabinete Pablo Chamatrópulos.

En esta ocasión por problemas en el motor, el 26 de enero el vuelo de prueba que partió desde Córdoba debió regresar a la pista a pocos minutos de despegar. El argumento fue que la aeronave llamada “Nelson” como el perro del CEO de la empresa, “no había tomado buena velocidad” y que se trató de un “falla técnica menor”.

El Aeropuerto Internacional de Bariloche fue el escenario de los últimos episodios que generaron malestar y demostraron las limitaciones técnicas: el 3 de febrero, debió dejar 2 mil kilogramos de equipaje de pasajeros que viajaban a Mendoza, quienes debieron esperar que las valijas lleguen a destino en camiones. Y este miércoles, los usuarios quedaron varados aguardando el despegue del vuelo FO 5445 hacia Córdoba. La nave nunca llegó por otra falla técnica y recién lograron viajar este jueves por la mañana.

Pese al poco prometedor inicio y la judicialización del uso de la base aérea de El Palomar, Flybondi obtuvo en las últimas horas la autorización de la Administración Nacional de Aviación Civil para incorporar una segunda nave, un Boeing 737-800, similar al actual.