# QUIÉN MATÓ A RAFAEL NAHUEL

Desde el Centro Atómico negaron haber encontrado pólvora en las manos de Rafael Nahuel

Científicos del Centro Atómico Bariloche aseguraron que no existe aún un informe técnico y que los análisis demorarán otros 20 días. Desde el Gobierno Nacional insisten con la hipótesis del enfrentamiento en Mascardi aunque no hay ninguna evidencia que lo demuestre. El diario Clarín y una nueva “operación de Prensa”.

09/02/2018
Bariloche

La nota publicada este jueves por el diario Clarín en la que se afirma que “habrían encontrado restos de pólvora” en las manos de Rafael Nahuel, continúa la lógica de las falsas informaciones vertidas hasta el cansancio en el caso de Santiago Maldonado, y configura una nueva “operación de prensa” que coincide con el discurso oficial.

Los abogados Sonia Ivanoff y Matias Schraer representantes de los jóvenes mapuches Fausto Jones Huala y Lautaro González,  calificaron a la publicación como “informaciones falsas con la intención de instalar confusión, estigmatización, prejuicio y una doctrina no compatible con los Derechos Humanos”.

 “Los científicos del Instituto Balseiro habrían confirmado a la Justicia Federal que fueron encontrados restos de pólvora en las manos del Rafael Nahuel”, señala el diario Clarín.

Sin embargo, desde el Centro Atómico Bariloche, ante la consulta de este medio, negaron tal cosa: “Aún no hemos realizado los informes técnicos porque no hemos concluido el trabajo”, dijeron, y explicaron además que dicho informe técnico “solo confirma la presencia o no de cualquier elemento químico presente en la muestra analizada”.

"Estamos realizando la caracterización composicional de 52 muestras de cintas de carbono de 11 personas tomadas de sujetos que presumiblemente realizaron disparos correspondiente a la causa caratulada Jones Huala, Fausto Horacio y otro sobre muerte por causa dudosa", puntualizaron.

También Julieta Wallace, abogada de la familia Nahuel, aseguró que “no existe ningún informe pericial en el expediente”, y que “el cuerpo forense que trabaja en el caso aún no ha llegado a ninguna conclusión”.

Son tres los elementos metálicos que se buscan para determinar la presencia del detonante o de la pólvora: plomo, bario y antimonio, que habitualmente aparecen en los residuos del disparo de un arma de fuego. La presencia completa o parcial de estos químicos tampoco indica que necesariamente provengan de un disparo.

Las técnicas empleadas son variadas, pero los expertos coinciden en que lo óptimo es apelar a un análisis multidisciplinario a la hora del peritaje; es decir, conocer la historia y la procedencia de las muestras resulta fundamental. En otras palabras poder contextualizar en tiempo y espacio los resultados del relevamiento es tan importante como el análisis de laboratorio. No obstante la presencia parcial o total de estos elementos químicos no resulta concluyente.

Los análisis que llevan adelante los científicos del Departamento de Caracterización de Materiales del Centro Atómico Bariloche, además, se realizan con muestras “a ciegas”. El material es numerado y la correspondencia entre los números y los nombres es un dato del que solo dispone el juez Federal Gustavo Villanueva, a cargo de la causa por la muerte del joven Nahuel. Con ello resulta imposible que la información haya surgido del Centro Atómico Bariloche, tal como destaca el diario Clarín.

Del mismo modo, fuentes vinculadas a la causa, confirmaron a En Estos Días que no existe un informe preliminar, y que el estudio demorará “cerca de 20 a 25 días más. Decir que hay presencia de pólvora es una mentira grosera, porque eso es algo que ni los propios científicos saben todavía”.

Las muestras corresponden a los agentes intervinientes en el operativo contra la comunidad Mapuche en Villa Mascardi y a los jóvenes que huían de los disparos, Fausto Jones Huala y Lautaro González, quienes luego del ataque transportaron a Rafael Nahuel ya herido por la Prefectura Naval Argentina.

La intención es la de filtrar desde estos medios la hipótesis de un enfrentamiento aunque nada de lo obrante hasta hoy en el expediente permite sostener esa idea.

 “Toda información que hubiera sido consignada en algún medio de prensa es inexacta careciendo de sustento empírico”, concluye la comunicación oficial del Centro Atómico.