Las resoluciones del pasado persiguen a Baquero Lazcano

Dejó de ser la Procuradora de la Provincia de río Negro, el pasado primero de enero. Pero debe enfrentar una denuncia penal por supuesto “abuso de poder”.

12/02/2018
Viedma

Silvia Baquero Lazcano (foto gentileza Ministerio Público)

Silvia Baquero Lazcano que logró con su renuncia evitar un posible juicio del Consejo de la Magistratura, pero aún pesa sobre ella una causa penal por “abuso de poder”, y quienes la denunciaron, no se olvidan.

El gremio de trabajadores judiciales, Sitrajur, se constituyó como querellante y es representado por el ex juez Favio Igoldi, quien volvió a ejercer como abogado particular luego de que fuera destituido, por una acción impulsada por la misma Baquero Lazcano.

La denuncia contra la ex Procuradora data del año 2016, cuando la Procuradora por resolución decidió suspender las licencias pendientes entre el año 2009 al 2015 de los trabajadores del Ministerio Público que conducía. A interpretación del gremio, este hecho fue un avasallamiento a los derechos adquiridos y garantizados por la Constitución Nacional.

En el escrito presentado por el Sitrajur esta semana en la Justicia provincial para intentar ser querellante, el gremio asegura que Baquero Lazcano era incompetente para dictar esa resolución en tanto “el personal del Ministerio Público no deja de ser, por el lugar donde desempeña funciones, dependiente del Poder Judicial de la Provincia de Río Negro y por tanto sujeto a las condiciones de empleo público que la ley orgánica del Poder Judicial determina”.

La acusación por abuso de poder está fundada en el artículo 248 del Código Penal que establece entre un mes y dos años de prisión para aquel funcionario público “que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales y provinciales”.

La causa, a casi dos años de la denuncia, permanece en fiscalía. El gremio e Igoldi buscan que con este nuevo impulso pueda avanzar hacia el juicio.