Crecieron casi el 500 por ciento las denuncias de violencia familiar en Río Negro

Sólo en 2017, fueron más de 5600 las presentaciones. Notable incremento desde 2006. Por ese motivo, la Justicia reformulará el fuero de familia, con una prueba piloto en Bariloche.

16/02/2018
Bariloche

 

El análisis sobre el incremento de las denuncias por situaciones de violencia familiar, llevó al Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro a diseñar un cambio en las estructuras del fuero de familia, con la intención de acelerar el tratamiento de las causas, y brindar mayor contención a las víctimas o denunciantes.

De acuerdo a registros oficiales, las denuncias ingresadas en el marco de la Ley 3040, de violencia familiar, registran de 2006 a 2017 un incremento del 495%. Más de 5600 se formularon el año pasado, marcando un lamentable récord.

En ese contexto, se presentó en Bariloche la prueba piloto de reformulación integral del fuero de familia que regirá desde el 1 de marzo, y que, en caso de ser exitoso, se replicará en el resto de las estructuras judiciales de la Provincia.

El incremento de la demanda y un crecimiento de la litigiosidad se da en todo el ámbito del fuero de Familia, no sólo en el relacionado con la Ley 3040. En el periodo 2007-2017 hubo un aumento del 72 por ciento en los ingresos al Fuero de Familia en toda la provincia; y el año pasado se superaron las 12 mil causas.

“Uno de los aspectos centrales (del cambio) es que, mediante una serie de reformas en la estructura, las juezas deberán dejar de ocuparse personalmente de tareas administrativas para concentrarse en su tarea jurisdiccional”, se informó oficialmente desde el Poder Judicial.

Nueva estructura del fuero de familia

La reforma, además, “prevé una respuesta inmediata en determinadas tareas, a través de la creación de la Oficina de Tramitación Integral del Fuero de Familia (OTIF). Esta única oficina prestará servicio a todas las Unidades Procesales, que es la denominación que adquieren los antiguos juzgados a partir de esta reforma. Se evita, de esta manera, la duplicación de estructuras para las mismas tareas”.

La OTIF será el ámbito de atención al público. Una de sus áreas internas será la de Receptoría, siendo el punto de inicio de la actuación, centralizando las comunicaciones electrónicas de todos los organismos y está encargada de la carga de datos del Código de Buenas Prácticas, esencial para la construcción de estadísticas confiables.

“Los Juzgados, ya sin el peso de estas tareas, se reducen en cantidad de personal y se denominarán Unidades Procesales, concentrándose en la tarea jurisdiccional y de resolución de conflictos”, destacó el proyecto.

Los proyectos de mejora del Fuero de Familia están a cargo de la vocal del máximo tribunal, Liliana Piccinini. En el caso de esta prueba piloto para Bariloche, tuvo una activa participación de las juezas Marcela Pájaro y Marcela Trillini, secretarias y personal de los juzgados.

En el documento del Centro de Planificación también se refleja un diagnóstico con las debilidades actuales: “El sistema actual de Juzgado combina las actividades administrativas y jurisdiccionales, generando un inadecuado uso de los recursos humanos de los organismos. El titular del mismo dedica parte de su tiempo a ordenar la tarea administrativa en desmedro de la jurisdiccional”. Además, “cada organismo genera su propia forma de trabajo”. Destacó el documento que en la práctica existe “duplicación de tareas y recursos”.