Wereilneck: Una provincia con déficit y deuda, pero “ordenada y planificada”

El Gobernador repasó los tramos centrales de su gestión e insistió en la necesidad de equilibrar la cuentas: 15 por ciento para los estatales y control del gasto. La buena relación con el Gobierno nacional y las leyes por venir.

01/03/2018
Viedma

(foto gentileza Prensa Provincia)

En las cuatro horas que duró su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias en la Legislatura Provincial, el gobernador Alberto Weretilneck se dedicó a describir ministerio por ministerio las tareas que se desarrollaron a lo largo del 2017. Poco tiempo dedicó a la política, muy por arriba habló de economía y redundó en los tópicos sobre una Provincia “ordenada, previsible y planificada”.

Destacó especialmente a los Ministerios de Seguridad y Justicia, y Educación, y aelogió al Poder Judicial por la implementación del nuevo Código Procesal Penal.

Durante su extensa alocución, remarcó que la crisis financiera no permitirá discutir paritarias más allá del 15 por ciento; habló de una buena relación con el Gobierno nacional; y bajó línea al bloque oficialista sobre las leyes que deberán abordar este año: la modificación de la Ley de Tierras; Ley de Pesca; de Violencia Intrafamiliar y Violencia de Género (dos temáticas que disoció); y Responsabilidad Penal Juvenil.

Sobre el inicio de su discurso destacó la posibilidad de “volver a entrar” a la Casa Rosada y haber firmado el Consenso Fiscal que evitó una sentencia judicial favorable al reestablecimiento integral del Fondo del Conurbano. “Fue el primer acuerdo político en la historia democrática argentina que no es resultado de una crisis económica y donde todas las partes, Nación y Provincias, cedimos pero también ganamos”, explicó.

(foto gentileza Prensa Provincia)

Entre los puntos a favor consideró el bono para las Provincias de 300 mil millones de pesos que servirá para saldar deudas con el Estado Nacional. Aún cancelando ese compromiso, Río Negro actualmente cuenta con un déficit fiscal de 2.890 millones de pesos, apenas 300 millones menos que en el año 2016.

Reconoció que entre el pago de salarios y la coparticipación que la Provincia envía a los municipios, apenas un 21 por ciento de los ingresos de la Provincia se usan para brindar servicios. A pesar de ese cuadro, se comprometió a no achicar el Estado ni despedir trabajadores para acomodar el desbalance.

“No vamos a arrepentirnos ni a traicionar nuestras ideas con respecto a lo que significan los trabajadores públicos como acompañantes y fieles actores del Estado Provincial. Por lo tanto, las medidas de reducción del gasto salarial tendrán que estar en la optimización de ese gasto. Además vamos a recaudar más y mejor”, auguró.

 

Paritarias

 

El Gobernador insistió en que el límite de incremento para los más de 50 mil trabajadores del Estado seguirá siendo del 15 por ciento, aunque reiteró que en el mes de septiembre se volverá a convocar a los gremios para analizar el comportamiento inflacionario. “Hoy es lo que tenemos para ofrecer. No podemos negociar sobre la base de la inflación porque no sabremos cuál será, por eso decimos el 15 por ciento y en septiembre volvemos a discutir”, aseguró el mandatario ante la pregunta de En Estos Días. En ese contexto rechazó la implementaciuón de una cláusula gatillo porque “eso es aumento automático y nosotros ofrecemos ver qué fue lo que pasó con la inflación”.

 

Federalismo o aislamiento

 

Para el gobernador Alberto Weretilneck, el diálogo que existe actualmente con la Casa Rosada es lo que diferencia al “federalismo del aislamiento institucional”. Río Negro suscribió junto a otras provincias el compromiso de bajar el déficit fiscal.

“No olvidarnos lo que significa nuestro país federal, somos federales en lo bueno y lo malo. Nos diferencia (del gobierno de Macri) las políticas económicas y de Derechos Humanos, pero quiero rescatar el diálogo que hay entre la Nación y Provincia. Para nosotros ni subordinación ni de aislamiento”, concluyó sobre el tema.