Denuncian vaciamiento y trabajo irregular en Diario El Cordillerano

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina (Sitrapren) denunció públicamente a los hermanos Guillermo y Fernando Whpei, propietarios del diario El Cordillerano. Los trabajadores aún no cobraron los sueldos de febrero y aseguran que no se les realizan sus aportes laborales.

12/03/2018
Bariloche

 

 

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina expresa su honda preocupación por la situación que atraviesan los trabajadores y trabajadoras del Diario El Cordillerano, propiedad de los hermanos Guillermo y Fernando Whpei, ante la incertidumbre por la falta de pago de los salarios correspondientes al mes de febrero y por el incumplimiento reiterado de pagos de los aportes de seguridad social y obra social en los que ha incurrido la firma, pero además por la sistemática incorporación de personal sin registrar y otras violaciones a la legislación laboral que ampara a los trabajadores de prensa.

Apenas unas semanas atrás la dirección local del Diario brindó explicaciones al personal y trazó un panorama de “delicado equilibrio”. Ahora, los salarios del mes de febrero no fueron pagados en su totalidad, recibiendo los depósitos sólo una pequeña porción de la nómina de trabajadores y trabajadoras –aquellos que cobran los salarios más bajos y que además, en algunos casos, están sometidos a una condición irregular de contratación- mientras que al resto, alrededor de unos veinte compañeros, se les ofreció dividir unos cuarenta mil pesos que según se advirtió, era lo que tenía la empresa como saldo de caja.

La situación es más alarmante aún si se considera que desde el arribo de los empresarios a la firma, no ha cesado la incorporación de personal y pese a una muestra inicial de voluntad por corregir situaciones irregulares que se arrastraban de la gestión empresarial anterior, todas las nuevas incorporaciones no son registradas como manda la Ley, manteniendo siempre el estado de extrema vulnerabilidad de los compañeros y compañeras. Más aún, porque de un tiempo a esta parte se ha dado un fuerte impulso a “La Radio de El Cordillerano”, con una gran inversión en equipamiento e instalaciones y lanzando cada vez más programación, sumando para ello personal técnico y periodístico.

Los hermanos Whpei nunca estuvieron en las instalaciones de la empresa ni en Bariloche. Jamás se presentaron ante el personal ni expusieron sus intenciones. Sólo lo hicieron a través de intermediarios que más allá de respuestas tranquilizadoras y promesas de soluciones, pocas veces las han concretado.

Guillermo Whpei, quien preside una fundación que le permite recorrer el mundo y reunirse con personalidades de la talla del Papa Francisco y premios nobel de la paz para denunciar el trabajo esclavo y otras calamidades humanitarias, retiene ilegalmente a través de su empresa los aportes de los trabajadores, sin efectivizar los depósitos correspondientes ante los organismos pertinentes.

El mecanismo, se repitió en otras empresas periodísticas que encaró el grupo según lo han denunciado otros gremios de prensa -LT3 Rosario y subsidiarias, Radio Rivadavia y subsidiarias- y quizás otorgue una rentabilidad fabulosa a los negocios financieros de los que provienen los dos hermanos, aunque a todas luces no hacen más que sistematizar una “violencia urbana y esclavitud contemporánea” contra cuya lucha se jacta de haber sido galardonado.

El Sitrapren exhorta públicamente a los empresarios rosarinos y a sus emisarios a poner al día el pago de salarios, aportes y a la regularización de todo su personal, manifestando que el déficit o desfasaje que la firma pudiera tener, no puede ser nunca soportado por los trabajadores, que laboran diariamente para ofrecer un producto de calidad y aportar en la manutención de sus grupos familiares.

Comisión Directiva

Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina