Una aberración histórica

Se suman los repudios a la decisión de Danilo Rojas de cubrir los pañuelos alusivos a las Madres de Plaza de Mayo. Desde la CTA solicitaron "al Intendente de Dina Huapi que pida disculpas por esta aberración histórica y garantice que nunca más esto vuelva a ocurrir".

30/03/2018
Bariloche

 

 

 

Comunicado de Prensa

Con su lucha estas mujeres no tan sólo lograron mantener viva la memoria, develar la verdad, sino que también han sido fundamentales para poder lograr la justicia necesaria, llevando a juicio a muchos/as de los represores/as. 

Memoria que permitió que todo el pueblo argentino y del mundo supiera la verdad del accionar del terrorismo de Estado en la Argentina e identificará a los responsables de elaborar y poner en práctica un plan sistemático de violación de los derechos humanos como herramienta para imponer un plan económico y político servil a los intereses del imperio. 

Los pañuelos representan la lucha histórica y ejemplar de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo para mantener viva la memoria y no olvidar los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico, eclesiástica y militar.

Cada vez que en una plaza de nuestra patria se pinta un pañuelo se revaloriza la lucha en defensa de los derechos humanos. Los gobiernos nacional, provinciales y municipales tienen la obligación de tomar el ejemplo de nuestras Madres y Abuelas para no permitir que nunca más exista un estado que utilice sus fuerzas de seguridad para imponer el terror.

En tal sentido la decisión del Municipio de Dina Huapi, de tapar los pañuelos pintados el último 24 de marzo, en la plaza de esta ciudad, constituyen un acto sumanente repudiable que lo pone al borde de la apología del crimen. Únicamente alguien que coincide ideológicamente con los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura, puede tomar la decisión de intentar borrar la memoria. 

Es un accionar autoritario y antidemocrático. La defensa de la memoria, la verdad y la justicia deben ser políticas de Estado. 

Solicitamos al Intendente de Dina Huapi que pida disculpas por esta aberración histórica y garantice que nunca más esto vuelva a ocurrir.