Secretario de Hacienda admitió la “grave situación financiera” del Municipio

Lo hizo en una nota remitida al Tribunal de Contralor en la que anticipó al organismo que no le enviará remesas y le aconsejó financiarse con los plazos fijos. Hasta el momento el Gobierno negaba la crisis.

04/04/2018
Bariloche

Diego Quintana y Marcos Barberis, Jefe de Gabinete

Diego Quintana, titular de la cartera de Hacienda de la comuna, plasmó en el papel lo que el Intendente, concejales oficialistas y funcionarios venían negando desde hace meses, pese a las evidencias. En una reciente nota enviada al Tribunal de Contralor -a la que tuvo acceso En Estos Días- reconoció la “grave situación financiera que atraviesa el erario municipal”, y concedió que la administración debe realizar un “esfuerzo” mensual para cumplir con sus obligaciones. 

Negar la existencia de una crisis fue la estrategia implementada públicamente por el oficialismo. En el Concejo, ante los reclamos de la oposición, minimizaron la compleja situación económica de la comuna, aun cuando solicitaron que se eleve del 1 al 3,5 por ciento del presupuesto el giro al descubierto autorizado. 

El discurso se mantuvo pese a que desde junio debe acudir al rojo bancario para cancelar los salarios y a que recibió 37 millones de rescates financieros nacionales a través de ATN y anticipos de coparticipación de la provincia. El presidente del bloque de Juntos Somos Bariloche (JSB), Andrés Martínez Infante, repitió en diciembre que “No se puede hablar de crisis en la Municipalidad”. 

Los funcionarios se referían a la situación como un “desequilibrio coyuntural”, ocasionado por la baja de algunos ingresos propios proyectados y de la coparticipación; además de “la decisión política de avanzar con obras que no estuvieron previstas en el presupuesto”. Se trataba, simplemente, del bacheo de calles.

La carta de Quintana es un episodio más en la disputa por el recorte inconsulto del presupuesto del Tribunal, que denunció públicamente el ahogo al que estaba siendo sometido -poniendo en jaque su función de contralor de las finanzas comunales- y remitió un proyecto de Ordenanza solicitando la restitución de los recursos cercenados. 

En ella, el Secretario de Hacienda insistió en que el órgano afronte el costo de funcionamiento con los plazos fijos que dispone: “Esta Secretaría sugiere que se utilicen los fondos que se encuentran ya disponibles”, expresó, remitiendo el informe de Contaduría en el que constan dos plazos fijos en Banco Patagonia que suman 831 mil pesos, por los que en 2017 se devengaron intereses por 70 mil pesos.  

Contaduría consideró que el Tribunal “no ha ejecutado gastos específicos presupuestados, para obtener de las remesas que remite el Poder Ejecutivo un excedente que le permita conformar un ahorro y generación de intereses”, por lo que “podríamos considerar que el presupuesto 2018 del Contralor podría financiarse fácilmente con los plazos fijos generados, siendo estos excedentes de anteriores, y evitando transferencia desde la Tesorería durante todo el año en concepto de remesas por la suma aproximada de 700 mil pesos”.

Con un diagnóstico que empeoró de “desequilibrio coyuntural” a “grave situación financiera”, se espera que en las próximas semanas el Intendente presente un nuevo proyecto de Ordenanza para prorrogar el descubierto excepcional para el pago de sueldos, ya que la autorización vigente vence con la masa salarial de marzo.