Gennuso transfirió 12 millones de la Tasa al Turista para gastos corrientes

Presumiblemente se utilizaron para el pago de proveedores o sueldos. Desactivó dos plazos fijos y utilizó fondos de la cuenta específica de la polémica Ecotasa. Además, tomó recursos del Fondo Sojero, y será denunciando ante la SIGEN. La crisis financiera pone a la administración al borde de la ilegalidad.

12/04/2018
Bariloche

Gennuso usó fondos de la Tasa al Turista y el Fondo Sojero para gastos corrientes

La falta de recursos con los cuales afrontar los gastos básicos de la administración municipal llevaron al Gobierno de Gustavo Gennuso a transferir 12 millones de pesos de la polémica Tasa al Turista a una cuenta corriente de recaudación general del Banco Credicoop.

Inobjetables fuentes del área de Hacienda del Municipio detallaron a En estos días que esos recursos corresponden a los dos plazos fijos que el Ejecutivo había constituido para “resguardar” el dinero de la Tasa al Turista, y a la cuenta específica de ese discutido gravamen, abierta en el Banco Patagonia. Unos cuatro millones de pesos de cada una de esas cuentas -los dos plazos fijos, más la cuenta específica, es decir un total de 12 millones- fueron a parar a una cuenta general, desde la cual el Gobierno realiza pagos a proveedores y transfiere fondos para la cancelación de los sueldos municipales.

La ordenanza de creación de la Tasa al Turista -denominada Ecotasa- establece la obligatoriedad de destinar el producido de recaudación a obras vinculadas con la infraestructura turística.

Este medio consultó a fuentes del Tribunal de Contralor si desde la cuenta corriente de recaudación general del Credicoop era posible la cancelación de compromisos de obras vinculadas con esas obras turísticas. La respuesta fue concluyente: la Tasa al Turista tiene una cuenta específica en el Banco Patagonia para, supuestamente, dar transparencia a todos los fondos que ingresan y los pagos que se realizan.

Pero desde esa cuenta se enviaron unos 4 millones a la cuenta corriente general del Credicoop, con destino incierto.

En tanto, la crisis financiera llevó también a la administración Gennuso a utilizar fondos del Fondo Federal Solidario -Fondo Sojero- para el pago de gastos corrientes, sin identificar. Se trata también de una cuenta con fondos con detino específico, según lo establece el decreto nacional de creación de esa herramienta de distribución de recursos de las retenciones a la exportación de soja.

Diego Quintana, secretario de Hacienda

Este medio no pudo determinar el monto de dinero utilizado del Fondo Sojero para gastos corrientes, pero fuentes de Hacienda admitieron la transferencia de esos recursos.

Es más, a través de una nota oficial dirigida al Tribunal de Contralor, la secretaría de Hacienda admitió que “efectivamente se efectuó transferencia de fondos desde la cuenta del Fondo Federal Solidario a la cuenta sueldos, estando pendiente el reintegro” de ese dinero. Para la cartera que conduce Diego Quintana, el uso de esos fondos está autorizado por la Ordenanza de Contabilidad del municipio. Sin embargo, el artículo primero del decreto de creación del Fondo -del 2009- establece taxativamente la “expresa prohibición de utilizar las sumas que lo compongan para el financiamiento de gastos corrientes”.

Oportunamente Gennuso había denunciado a la ex Intendenta María Eugenia Martini por supuesta “malversación de fondos”, precisamente por el uso de los recursos del Fondo Sojero con un destino distinto al financiamiento de obras específicadas en la normativa de creación de ese programa nacional.

Ante esta situación, el Contralor se aprestaría a notificar a la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y la Unidad Ejecutora del Fondo Federal Solidario, del incumplimiento por parte del Gobierno de Gennuso.