“A la primera que deberían investigar es a Liliana Piccinini”

Lo planteó el ex Juez Igoldi en relación a la integrante del STJ y su rol en los primeros minutos posteriores al incendio en Tribunales.

23/04/2018
Viedma

Ex Juez Igoldi (foto archivo Pablo Leguizamón)

Sobre las actuaciones del ex juez Favio Igoldi se cargaron las tintas por el fracaso de la investigación por el incendio del edificio del Poder Judicial, en julio de 2015. Ahora, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) impulsa una auditoría interna para revisar el rol de cada uno de los funcionarios judiciales que actuaron en la causa (jueces y fiscales), que días atrás quedó impune, cuando se decidió el sobreseimiento de los seis imputados.

La auditoría fue pedida por la integrante de STJ Liliana Piccinini, y sus pares avalaron el requerimiento. A pesar de que Igoldi fue destituido hace poco menos de un año -precisamente por su actuación en esa causa-, también la lupa estará sobre él, como sobre otros cuatro jueces (tres de cámara) y por lo menos cuatro fiscales, entre los que se encuentran Juan Pedro Peralta y Fabricio Brogna, quienes recomendaron el sobreseimiento.

El incendio en el Juzgado número 4, ubicado en el edificio central del Poder Judicial en Viedma se produjo el 26 de julio del 2015. El pasado 29 de marzo, el fiscal Peralta -en sintonía con el Fiscal General Fabricio Brogna-, recomendó al Juez Ignacio Gandolfi que sobreseyera a Fabricio e Iván Colman, Iván Becerra, Dante Salinas, Ignacio Galeano y Gustavo Morales Paz, imputados en la causa.

Finalmente el 9 de abril, Gandolfi dictaminó como se lo habían pedido.

Liliana Piccinini, integrante del STJ

Para Igoldi, la auditoría ahora solicitada por Piccinini podría tener como objetivo “armar carpetas que sirvan mas adelante para disciplinar a algún juez”, y, en diálogo con En estos días, aseguró que la misma impulsora de la auditoría debería ser investigada: “Piccinini (que en ese momento era la Presidenta del STJ) intervino en un primer momento, antes de que yo estuviera en la causa. Ella ingresó al lugar de los hechos sin ser ni policía ni bombero y su papel es el primero que hay que investigar”, lanzó Igoldi.

Y se preguntó “¿Qué hacía la presidenta del STJ colocándose en un rol de jueza de instrucción o de fiscal e ingresando al lugar de los hechos?”.

En una primera instancia, cuando los bomberos llegaron al lugar del incendio y lo controlaron, hablaron de una falla eléctrica y permitieron el ingreso de personal judicial, quienes descubrieron los bidones con gasolina. Para esa altura, la escena del crimen ya estaba contaminada y, según lo explicó en su resolución el fiscal Juan Pedro Peralta, esa fue una de las razones por las cuales la investigación fracasó.

Pero otra de las fallas que detectó Peralta fue la demora en los allanamientos y detenciones solicitadas por la primera Fiscal de la causa, Itziar Soly, denegadas en aquel momento por el ex juez Favio Igoldi. Sostuvo, en ese contexto, que aunque cree que los imputados son responsables, los datos y pruebas no alcanzan para llegar a un juicio.

Igoldi cuestionó el rol de Piccinini (foto archivo Pablo Leguizamón)

“Lo que hace el doctor Peralta es un dictamen a lo Doña Rosa, como si estuviera fuera del Ministerio Publico Fiscal manifiesta que él internamente cree que esas fueron las personas que incendiaron el juzgado, pero que no tienen pruebas. Es para auditarlo a él y mandarlo con (una denuncia al) Consejo de la Magistratura”, arremetió Igoldi.

El Auditor General del Poder Judicial, Juan Montoto, será el encargado de revisar el expediente completo de la investigación que demandó tres años y por el que estuvieron detenidas cuatro personas por casi 12 meses, para terminar sin responsables.

“Es un papelón más del Estado, del Poder Judicial y el Ministerio Público Fiscal, con la investigación y con el final del pedido del sobreseimiento a los imputados”, concluyó Igoldi.