Un Decreto a medida

Weretilneck renovó  por Decreto la concesión por 5 años  del servicio de trasporte público en tres rutas provinciales a Vía Bariloche (propiedad de la familia Trappa), sin estudio técnico y sin licitación. La Ley exige el acuerdo de la Legislatura, que ya emitió un dictamen favorable y se dispone a aprobarla en la próxima sesión.

26/04/2018
Viedma

Alberto Weretilneck (Foto gentileza Comiunicación Río Negro)

 

Se trata de las rutas que unen las localidades de Cinco Saltos con Sierra Grande, Las Grutas- Viedma y Cipolletti-Viedma, cuya concesión caducó y que ahora Weretilneck renovó sin análisis previo y por vía ejecutiva con el Decreto número 326, aún no publicado en el Boletín Oficial.

La ley 651 de Servicio Público de Transporte Automotor  le otorga al Gobernador la facultad de renovar el contrato por Decreto, ad referéndum de la Legislatura; no obstante en el artículo 4 determina que “las concesiones serán adjudicadas por licitación pública cuando la existencia de varios presuntos proponentes lo justifiquen o en su defecto, en base al ofrecimiento que formulare el propio interesado, previo estudio de las condiciones propuestas y cumplimiento de las exigencias de la presente ley”.

Este martes la comisión de Planificación y Asuntos Económicos, presidida el barilochense Alfredo Martín (JSRN) le otorgó prioridad al trámite y emitió un dictamen favorable por mayoría, argumentando que la concesión será “sin exclusividad”, e intentando poner  así a salvo el texto de la Ley, cuyo espíritu busca abrir el juego a otras operadoras.

El Expediente 1142/2018 tratado esta semana por la comisión no estuvo acompañado por un estudio técnico de la subsecretaría de Transporte de la provincia –documentación que también exige la Ley- con lo cual no se ha determinado si existen otros interesados en prestar el servicio y si resulta o no necesario, en consecuencia, convocar a una licitación pública para otorgar equitativamente las rutas.

“Entiendo que ustedes no den dictamen a este proyecto, porque aún no lo vieron, pero nosotros vamos a dar dictamen favorable”, dijo sonriente el legislador Alfredo Martín al presentar el expediente durante la reunión de comisión, y ante la queja de los representantes –en minoría- del Frente para la Victoria y el radicalismo, que no habían sido informados de la existencia del Decreto.

Legislador Alfredo Martín

La Ley 651 también obliga a que en el momento de renovar la concesión, la prestataria –Vía Bariloche, en este caso-  debe tener el 20 por ciento de su flota adaptado para usuarios en condiciones de movilidad y comunicación reducidas. Otro aspecto, en línea con leyes nacionales, que no contempla el Decreto de Weretilneck, que no fue relevado por la subsecretaría de Transporte de la provincia ni tampoco tenido en cuenta a la hora de emitir dictamen en la Comisión.

Una vez más  el Gobierno Provincial parece dado a forzar la marcha institucional con tal de allanar el camino para los negocios de los hermanos Trappa. En menor escala, pero con la misma naturaleza, el Decreto de Weretilneck para renovar a Vía Bariloche la concesión de estas tres rutas provinciales llega con las mismas consignas que la concesión a CAPSA del cerro Catedral: “Es urgente” y “no se discute”.

El Proyecto de Resolución figura al tope de los proyectos que tratará la Legislatura en la próxima sesión, y consta de un solo artículo.

El servicio que actualmente presta Vía Bariloche, partiendo de Cinco Saltos rumbo a Sierra Grande abarca en total 20 localidades del Alto Valle, Valle Medio,  Valle inferior y zona atlántica. Quienes viajan hasta el final del recorrido se encuentran con un primer tramo de 6 horas hasta Las Grutas y una espera de aproximadamente 3 horas durante la madrugada para hacer la combinación hacia su destino.