# ELECCIONES 2019

Con Valeri en Juntos y García Larraburu en el PJ, Bariloche pugna por un lugar en la fórmula

La Senadora pide internas a Martín Soria para competir por la candidatura a Gobernadora. Los dirigentes barilochenses de Juntos Somos Río Negro instalan que la ciudad merece un lugar, e impulsan al único que mide: el ministro de Obras Públicas. Ya hay reacciones.

04/05/2018
Río Negro

Entrega de aportes en el acto aniversario (foto Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Una de las caras de la complejidad de la política rionegrina -además de los partidos nacionales contra fuerzas provincialistas; dependencia económica de Nación, entre otras-, es la representación regional en las fórmulas. Antes de cada elección, cada zona reclama lugares que se presentan como garantía de futura lucha por los intereses locales, aunque muchas veces no son otra cosa que la obtención de espacios laborales para los dirigentes de cada ciudad.

La proximidad de las definiciones de las fórmulas para las elecciones de 2019, ya impulsó esos planteos. Así, la Senadora Silvina García Larraburu se anotó en la carrera por la Gobernación desde el Partido Justicialista-Frente para la Victoria, y reclamó a Martín Soria que convoque a internas abierta.

García Larraburu -además de dejar entrever que cuenta con el apoyo tácito de Cristina Fernández de Kirchner para esa incursión- interpreta que una ciudad como Bariloche no puede estar afuera de la fórmula. “Su complejidad y peso exigen ese lugar”, repite a quien quiera escucharlo.

García Larraburu se lanza (foto Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Durante el acto de aniversario de Bariloche, realizado este jueves, la Senadora se mostró en el palco junto al Gobernador Alberto Weretilneck, con quien conversó durante gran parte del desfile.

García Larraburu ancla su discurso barilochense en una realidad: la ciudad no tiene representación en una fórmula ganadora desde el paso de Edgardo Gagliardi por la vicegobernación, con Horacio Massaccesi como Gobernador (período 1991-1995).

El antecedente hay que buscarlo más atrás, cuando el barilochense Osvaldo Álvarez Guerrero llegó a la gobernación, con el regreso de la democracia, en 1983.

Después, la nada. Bariloche no tuvo más representación en la Gobernación o la Presidencia de la Legislatura. El poder económico del Alto Valle y el manejo de la burocracia estatal de Viedma se quedaron, elección tras elección, con los puestos más importantes de representación institucional.

En esa realidad, centran su posición la Senadora García Larraburu y los impulsores de la candidatura de Carlos Valeri en Juntos Somos Río Negro.

“Si el Presidente del partido (por Soria) abre la interna vamos a estar compitiendo”, señaló la Senadora minutos antes del acto aniversario de Bariloche, y dijo que al Intendente de General Roca “le falta una visión más federal de la Provincia”.

Y remató: “No puede desconocer que hay otras figuras políticas, las subestima y también desconoce que Bariloche es la ciudad más importante de la provincia”.

En una misma línea, dirigentes de Juntos Somos Río Negro de Bariloche instalaron -al unísono y según fuentes internas con el visto bueno de Alberto Weretilneck- la necesidad de que la ciudad esté representada en la fórmula. Y plantearon que el ministro de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri, debiera ser el hombre elegido para esa representación.

Carlos Valeri, lo lanzan (foto Prensa Provincia)

Valeri cabalga desde hace varios meses a caballo de las obras del Plan Castello. Por su cargo, no debe dar explicaciones sobre las complejidades del endeudamiento en dólares de ese plan, y en cambio presenta, pueblo por pueblo, las obras a desarrollar.

Además, es quien más mide en las encuestas entre la escuálida dirigencia barilochense del partido gobernante.

Este jueves Valeri evitó cualquier definición, aunque anticipó que si existe consenso y su nombre es impulsado, analizará la posibilidad de competir.

“Tenemos por lo menos seis o siete dirigentes que podrían ser candidatos y continuar la gobernación”, señaló Weretilneck quien hace pocas semanas aseguró que Bariloche tendría su lugar en la fórmula.

El mandatario prometió definiciones después del Mundial de Rusia, nuevo mojón de la política rionegrina.

La instalación de nombre de Valeri estuvo a cargo del legislador Alfredo Martín, y la ministra de Turismo, Arabela Carreras, dos dirigentes barilochenses que, en caso que la ciudad obtenga un espacio en la fórmula -sería en la vicegobernación-, tendrían mayores posibilidades de pelear por un lugar en las listas de legisladores o Diputados Nacionales. Un juego de gana y gana.

Juntos Somos Río Negro es un hervidero por estos días. La indefinición sobre los liderazgos post-Weretilneck anticipan una dura puja interna. El ex Secretario General de la Gobernación, Matías Rulli, planteó que una fórmula Roca-Bariloche “atrasa”, y que ese eje de poder -fundamentalmente por el peso electoral- corresponde a otro tiempo.

Rulli, encolumnado con el vicegobernador Pedro Pesatti, insistió -en la radio La Puntual, de Viedma- en que “si el uno no tiene reelección -por Weretilneck- es lógico que le corresponda al dos”, por Pesatti.

Así, recién “después del Mundial”, según el mandatario provincial, se conocerá la fórmula y la representación regional priorizada.