Para Árbol de Pie Gennuso es “poco democrático” y “no escucha a los vecinos”

Con duras críticas los ambientalistas le reprocharon a Gennuso la firma inconsulta de un convenio con la comunidad Tacul Cheuque para la cesión de derechos dentro del Parque Llao Llao. La ONG integra por Ordenanza el directorio del Ente de manejo del Parque, pero sin embargo no fue tenida en cuenta al momento de ceder 6,5 hectáreas de área protegida.

04/05/2018
Bariloche

 

Juan José Paternó, presidente de Árbol de Pie

 

Con una nota dirigida al intendente municipal Árbol de Pie manifestó su malestar por la decisión inconsulta, que soslaya la Ordenanza 1272-CM-03 que conformó y puso en funciones al Ente Autárquico Parque Municipal Llao Llao, y que pone en sus manos la administración, “la planificación y ejecución del Plan de Manejo;  La administración de los recursos humanos y económicos; y La promoción de modificaciones a la legislación vigente cuando lo estimare conveniente, acompañando la documentación correspondiente que así lo justifique”, entre otras atribuciones.

La misma Ordenanza (y las modificatorias) integra al directorio del Ente a la organización ambientalista, la cual tiene voz y voto, y fija la potestad que tiene junto a los demás miembros para definir las políticas que se seguirán sobre el área protegida.

La ONG no anticipa críticas al convenio firmado: “No es del caso acá expresar acuerdo o no con algo que desconocemos, en cuyo trámite no intervinimos ni nosotros ni los demás integrantes de la Comisión del Ente”, expresaron.

Aunque sí le recriminan a Gennuso que “fuimos ignorados por usted y los funcionarios actuantes”.

 

El Parque Municipal Llao Llao tiene una superficie de 1.226 hectáreas y fue creado por Ordenanza en 1989 con el objeto de preservar su naturaleza y la diversidad genética presente en el lugar.

El 27 de abril pasado el intendente Gustavo Gennuso firmó un convenio con la comunidad Tacul Cheuque para formalizar la posesión sobre 6,5 hectáreas del Parque, que ocupan desde 2007, con el compromiso de preservar su flora y fauna. Sin embargo el documento no fue sometido a la consideración del Ente, según mandan las ordenanzas vigentes.

El hecho no es novedad. Salvando las distancias, al igual que con el acta acuerdo firmada con la empresa CAPSA, el intendente vuelve a tomar decisiones  de forma personal y sin análisis previo, que soslayan el derrotero institucional y la normativa que las encuadra.

Precisamente a este hecho apunta la nota presentada por Árbol de Pie: “No es la única ocasión en el que los representantes de los ´vecinos´ como usted menciona (…) no son tenidos en cuenta. En este caso, el Ente ni siquiera fue informado sobre la existencia de este proyecto más allá de que, como decimos, ignoramos sus detalles y no estamos emitiendo juicio acá”, afirmaron.

En distintas manifestaciones los ambientalistas se mostraron partidarios del derecho a la tierra que tienen los pueblos originarios, pero señalan con severidad que la existencia del Ente Municipal es “despreciada” por el intendente municipal.

Gustavo Gennuso y otro convenio para la polémica

 

La directora en el Manejo del Área Protegida, Gabriela Costa, participó de la firma del convenio, al cual calificó como “un gran paso”, y agregó: “Ellos en sus 6 hectáreas y media pueden hacer lo que quieran como un particular, pero ellos comprendieron por su amor a la tierra que es importante cuidar nuestro bosque nativo, que es el que tenemos en el Parque Llao Llao, entonces la idea es llevar el emprendimiento más hacia lo cultural, hacia mostrar sus raíces”, destacó.

Sin cuestionar las razones ni el contenido del acuerdo, desde Árbol de Pie insistieron en criticar la forma y lamentaron “ el proceder poco democrático, al margen de la comunidad, el pasar por encima del Ente, que en ningún momento fue consultado ni participó de las negociaciones, desconociendo sus incumbencias y atribuciones, y cuya existencia, entonces, es despreciada incluso por algunos de los funcionarios que lo integran”, concluye la nota que lleva las firmas de Ana Wieman, Carlos Muzio y Juan José Paternó.