La Legislatura se tiñó de verde

El gremio ATE movilizó a sus afiliados hasta la Legislatura provincial. Esta vez, la motivación no fue la protesta sino el festejo. A pedido del Poder Ejecutivo, el gremio tendrá un lugar en el Consejo Provincial de la Función Pública, espacio que históricamente fue ocupado monopólicamente por UPCN.

09/05/2018
Viedma

(foto ATE)

Es un hecho: ATE, el gremio que más combativo se había mostrado durante los primeros años de la gestión de Alberto Weretilneck, finalmente entra de la mano del Gobernador al Consejo de la Función Pública, y consigue emparentar su representación en ese ámbito con el histórico UPCN.

Así lo resolvió el Parlamento rionegrino este miércoles, en una sesión donde aprobó la modificación del Consejo de la Función Pública, el Estatuto Básico y General de la Administración Pública y el Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP).

Desde la noche anterior a la sesión legislativa, el gremio ATE se apostó con su carpa en las puertas del parlamento. Por la mañana desde muy temprano llegaron colectivos con afiliados desde diferentes puntos de la Provincia. Las pecheras verdes cubrieron calle San Martín (donde está el acceso principal), al igual que los redoblantes y las bombas de estruendo.

(foto ATE)

Inicialmente se esperaba que también movilizara UPCN. Esta vez se invertían los roles y al gremio que conduce Juan Carlos Scalessi, le tocaba estar en la calle reclamando. Aunque no hubo comunicación oficial, versiones informales desde el sindicato aseguraron que desistieron de presenciar la sesión porque “la cosa ya estaba cocinada” y el encuentro de los dos gremios podía terminar en un enfrentamiento.

Una vez iniciada la sesión, se permitió el ingreso de los integrantes de ATE que ocuparon las bandejas superiores, expectantes del tratamiento del proyecto. La nota del día la dio, una vez más, Rodolfo Aguiar, quien ingresó al recinto cuando las columnas de trabajadores se habían acomodado y fue recibido con aplausos y vitoreos como un verdadero rockstar.

Finalmente, el proyecto fue aprobado por unanimidad. Desde el oficialismo de Juntos Somos Río Negro, el legislador Adrián Casadei habló de “un cambio de paradigma en el reconocimiento del gobierno a los trabajadores estatales”.

(foto ATE)

La oposición acompañó la iniciativa pidiendo que la apertura y pluralidad hacia los trabajadores sea una constante. Jorge Vallaza (Frente para la Victoria) resaltó la importancia de terminar con la estigmatización de la protesta social y el gremialismo, aunque aseguró que “no creo que sea un cambio de paradigma, es un avance que haya diálogo e invito a que esto sea siempre”.

La ley implica la inclusión de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en el Consejo de la Función Pública que regula las estructuras organizativas del Estado, el régimen laboral de sus empleados, sus salarios y la incidencia de estos en el presupuesto provincial.

A media mañana, con sus bombos y redoblantes llegaron integrantes del gremio Sitrajur. Su reclamo nada tiene que ver con la Función Pública, sino por los despedidos del Poder Judicial en diferentes circunscripciones. En ese marco, aprovecharon la situación y presentaron al Vicegobernador Pedro Pesatti y los presidentes de los diferentes bloques un proyecto de ley para que se declare la Emergencia Laboral en la Provincia por los próximos dos años, para evitar despidos de trabajadores en los tres poderes del Estado.

Al final de la jornada legislativa, el humo verde de las bengalas y los cánticos de alegría de ATE marcaron los festejos del gremio que un año atrás arrojaba piedras contra la Legislatura y, hoy, reparte folletos de apoyo.