“No someteremos a los rionegrinos a un vendaval neoliberal doméstico”

El vicegobernador Pedro Pesatti volvió a tomar distancia del Gobierno nacional. Dijo que la alianza Cambiemos desanda un “camino errante” que plantea “serias dudas acerca de nuestro futuro”.

14/05/2018
Río Negro

Pedro Pesatti quiere lejos al macrismo

Cada vez más distanciado del Gobierno de Mauricio Macri, el vicegobernador rionegrino aseguró que se viven en la Argentina “tiempos de zozobra y preocupación en materia económica, que más tarde o más temprano impactarán en el plano político”. Y agregó: “El camino errante del gobierno nacional nos desorienta y plantea serias dudas acerca de nuestro futuro inmediato”.

A través de un escrito difundido a los medios, Pesatti volvió a marcar la cancha del futuro electoral en Río Negro: lo más lejos posible del Gobierno de la alianza Cambiemos, parece decir a los dirigentes de Juntos Somos Río Negro.

Esa posición lo enfrenta con el sector más cercano al Gobernador Alberto Weretilneck que, por el momento de forma solapada, alienta una alianza electoral para derrotar al Frente para la Victoria.

“La política económica que continúa el viejo proyecto neoliberal de Martínez de Hoz y Domingo Cavallo deja librado a la aparición de una jugada inesperada el éxito de un programa político, social y económico que sólo ha traído angustia y desazón al pueblo argentino”, planteó el vicegobernador y aseguró que “con sólo mirar los números florece el fracaso del equipo económico del gobierno de Mauricio Macri”.

 

En una extensa enumeración, Pesatti cuestionó la baja en las jubilaciones; el aumento de la inflación; la disparada del dólar; el “derrumbe del mercado interno”; la eliminación sin límite a las exportaciones de materia prima como la soja, el trigo, el maíz, y las mineras; y la desregulación del mercado cambiario.

“Las medidas enumeradas fueron poniendo a la Argentina en un embudo que hoy parece obligar a asistir al Fondo Monetario Internacional para rogar por un blindaje de entre 30 mil y 60 mil millones de dólares que está exigiendo Wall Street para no hacer explotar la burbuja de las Lebacs y dar una señal más a los inversionistas -que nunca llegaron al país, pese a las promesas-”, indicó el titular de la Legislatura rionegrina, y criticó: “No podemos abrir ventanas para ventilar la casa si afuera reina la tormenta. Argentina se somete sin reparo ni paraguas a un contexto internacional en turbulencias. Exponen nuestra frágil economía en un mundo que se cierra, al tiempo que disputa los pocos mercados abiertos violentamente mientras el capital especulativo internacional busca florecer en esos contextos”.

En ese contexto, Pesatti defendió que Río Negro fue la provincia patagónica que menos deuda en dólares tomó. “La provincia de Río Negro tomó deuda en dólares una sola vez, recién en diciembre del año pasado, por 300 millones, a una tasa del 7,75 por ciento. Es la menor toma de deuda per cápita de la región”, señaló.

Aprovechó el contexto para resaltar los alcances del Plan Castello, y consideró “paradójico” que “conservadores que sólo se diferencian por etiquetas” y quienes “se oponen al Plan Castello, sostengan al mismo tiempo preocupación por la situación de los obreros y trabajadores rionegrinos”.

En relación a la frágil situación económica-financiera nacional, Pesatti se preguntó si se trata de “¿equivocación, impericia o negocio financiero para pocos?. Si no fuera lo último -y creemos en la buena voluntad-, el tiempo se acorta, y rectificar el rumbo será cada vez más difícil si no se hace un cambio absoluto en la política económica que revitalice el mercado interno y el consumo”.

Dijo que “revertir ese círculo vicioso es imperioso y urgente, pero para eso debe revertirse el concepto ideológico de un neoliberalismo salvaje y vetusto que Macri se obstina en profundizar”; y finalmente prometió que “nuestra hoja de ruta no cambiará. Cuidaremos el trabajo de los rionegrinos, pero buscaremos reparo en la tormenta y no someteremos a nuestros comprovincianos a un vendaval neoliberal doméstico”.