# QUIÉN MATÓ A LUCAS MUÑOZ

Weretilneck volvió a descalificar a la abogada de la familia Muñoz

En respuesta a la carta documento enviada por la abogada Karina Chueri, pidiendo que rectifique sus dichos, una vez más  el Gobernador responsabilizó a los investigadores por "la impunidad" del crimen del joven policía. Dijo además que Chueri es “actora política de un partido”.

14/05/2018
Bariloche

 

El cruce de declaraciones sobre la investigación por el asesinato de Lucas Muñoz se inició cuando el propio Weretilneck, en medio de la polémica por el cerro Catedral, señaló a Karina Chueri como una de las promotoras del acopio de firmas para someter el tema a una consultar popular, y buscó descalificarla por su actuación en la causa por el secuestro y homicidio del joven policía, en la cual la abogada forma parte de la querella representando a la familia.

Notablemente molesto por los cuestionamientos planteados a un acuerdo de concesión proclive a los intereses de la empresa CAPSA -que el propio gobernador se ocupó de apadrinar- Weretilneck descalificó ante la prensa a la abogada, junto al fiscal Martín Govetto, al responsabilizarlos por “la impunidad del caso Muñoz”, y mezcló en un mismo exabrupto un dudoso acto administrativo con uno de los casos policiales más resonantes de los últimos años que, además, involucra al propio Estado Provincial.

Karina Chueri, abogada de la familia Muñoz

“Lo que el gobernador quiere es que imputemos a un perejil para él salir a decir que resolvimos la causa”, fue la respuesta de Chueri, y recordó que presumiblemente los autores del homicidio de Muñoz “fueron personas que tienen el poder y la logística suficiente para no dejar rastros”, en alusión a la policía de Río Negro.

Además de responderle a través de declaraciones en los medios, Chueri le envió a Weretilneck una carta documento el 20 de abril exigiéndole una rectificación que el gobernador rechazó e insistió -ahora por la misma vía legal- que tanto la abogada como el fiscal Govetto “tienen la misma responsabilidad en el éxito o fracaso de la investigación”.

“Por ende”, argumenta Weretilneck, “y siendo que han transcurrido aproximadamente dos años desde que ejerce dicho rol y a la fecha no se conoce ningún imputado por el homicidio de Lucas Muñoz, ni línea de investigación sustentable, es que entiendo que el caso corre riesgo de impunidad, y por ello siendo que objetivamente usted es una de las partes investigadoras y acusadoras del proceso es que ratifico su responsabilidad en ello”, dice, y hace extensiva la opinión al fiscal Martín Govetto.

Desde el comienzo la causa por el homicidio de Lucas Muñoz se presentó compleja y todos los indicios apuntaron a la propia policía y a un presunto encubrimiento.

Transcurrieron 20 meses desde la desaparición y asesinato

Muñoz despareció el 14 de julio de 2016 cuando iba camino a su trabajo en la comisaría 42 de Bariloche. Su cadáver fue hallado 27 días después en un descampado en las afueras de la ciudad y se constató que había sido ejecutado de un disparo en la nuca. Aún después de 20 meses se desconoce dónde permaneció secuestrado durante los días que estuvo desaparecido, y tampoco hay imputados sospechados de ser partícipes de su asesinato.

No obstante las palabras del gobernador caen lejos del interés puntual por el caso, según se desprende de la respuesta a Karina Chueri que se conoció este lunes. Allí Weretilneck le imputa a la abogada de la familia Muñoz ser “actora política de un partido político”, como si de ello dependiera su habilidad profesional para ocuparse del caso, lo cual pudiera ser, del mismo modo, una objeción para ser funcionario público.

La Carta Documento del mandatario provincial parece por el contrario girar en torno a la descalificación política -que no jurídica- a la vez que soslaya las sospechas de la participación policial en el hecho que en cabio sí  cuestionan a su gestión y la del ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan, de la que poco se sabe.

En declaraciones a la prensa, Karina Chueri se preguntó “¿qué pasó con los policías que (Weretilneck) trasladó y que siguen cumpliendo funciones y que también estaban en ese momento? Como el caso del comisario Juan Ramón Fernández, que estaba a cargo de la Unidad Regional Tercera de Bariloche, cuando ocurrió el homicidio de Muñoz”.

La abogada también recordó que el gobernador no tiene injerencia sobre el Poder Judicial o el Ministerio Público Fiscal de donde dependen, como partes de la causa tanto ella como el fiscal Govetto, y confirmó la confianza de los padres de Lucas Muñoz por sus actuaciones en el esclarecimiento del crimen.