Por el aumento del dólar no habrá segunda etapa del Plan Castello

El Gobernador admitió que la estrategia de tomar deuda en dólares complota contra las finanzas provinciales. Y frenó el plan en el que deposita sus mayores expectativas de gestión. En Bariloche, Gennuso insiste con el endeudamiento.

15/05/2018
Río Negro

 

“Sería un mal negocio para la provincia” sinceró el gobernador Alberto Weretilneck y descartó que por ahora la provincia vaya a avanzar en la segunda etapa del Plan Castello. La Provincia llevó adelante en Nueva York un canje de bonos por 300 millones de dólares y esperaba este año hacer otro por 280 millones más.

El Parlamento rionegrino autorizó al gobierno a ir al mercado internacional a buscar dinero para el plan de obras, y permitió un endeudamiento de 580 millones de dólares, por la valuación que se hizo sobre el total de obras. Pero el segundo canje, no ocurrirá el Castello quedará a mitad de camino.

“Segunda etapa no va a haber por ahora”, aseguró el gobernador Weretilneck en las últimas horas cuando se le consultó por la obra de pavimentación de Río Colorado a la Colonia Juliá y Echarren. “Si tengo el compromiso con los vecinos de La Colonia y el intendente Gustavo San Román de con estos fondos una vez que terminemos de adjudicar todas las obras con el sobrante vamos a hacer el Camino a La Colonia más allá de que esté comprometido para la segunda etapa”, detalló el gobernador en diálogo con la prensa.

(foto Prensa Provincia)

“Hasta que no tengamos todas estas obras en marcha y no evolucione el plan de obras, consideramos que no es apropiado y que aparte hoy el mercado extranjero de divisas no está favorable hacia la Argentina”, detalló Weretilneck respecto a la segunda parte del endeudamiento autorizado por la Legislatura.

“Si hoy tendríamos que salir a llevar adelante el Plan Castello en Nueva York, Londres o Los Angeles como hicimos esa vez seguramente la tasa no sería de 7.75, seguramente sería mucho más alta, ese si sería un mal negocio para la provincia”, se sinceró Weretilneck.

Mientras ese es el escenario a nivel provincial, en Bariloche el Intendente Gustavo Gennuso lolgró la semana pasada la autorización del Concejo Municipal para tomar deuda por 2,5 millones de dólares. El jefe comunal defendió que el Municipio reciba pesos para la realización de obras y devuelva dólares, según el esquema ofrecido por la Provincia a los municipios. Hasta el momento sólo cuatro ciudades aceptaron esa propuesta.