Viedma tiene en plazo fijos más de 118 millones de pesos

El Ejecutivo insiste con la toma del crédito del Plan Castello, a pesar que inmovilizó ese monto en cuentas bancarias. La oposición, local y provincial, rechaza el endeudamiento.

15/05/2018
Viedma

 

El Intendente de Viedma, José Luis Foulkes, insiste en tomar deuda por 1,3 millones de dólares como parte del Plan Castello y destinar ese dinero a obras de pavimentación, a pesar del rechazo de la oposición en el Concejo.

Si bien el proyecto ingresó hace par de semanas atrás al Deliberante, el aumento del precio dólar de los últimos días modificó el esquema político por el cual el Ejecutivo pensaba alcanzar, sin mayores esfuerzos, los cinco votos necesarios para aprobarlo.

Entre los argumentos que presentan los Concejales del Frente para la Victoria (FpV) para negarse al endeudamiento, se encuentra la reserva que el Municipio tiene en plazos fijos en pesos.

Según pudo saber En estos días, se trata de cuatro cuentas repartidas en diferentes bancos por más de 118,3 millones de pesos.

Hernán Perafán, titular de Hacienda

Al respecto, el Secretario de Hacienda del Municipio, Hernán Perafán, explicó a este medio que ese dinero representan dos masas salariales (45 millones de pesos cada una) que están “de resguardo” y que “el resto es para cubrir por un lado el acuerdo salarial con los gremios, más la diferencia entre lo que se ordena pagar y un comprometido del año pasado”.

Con el dinero del endeudamiento en dólares (que al día de hoy representan más de 33 millones de pesos) más lo que le corresponde a cada municipio en conceptos de montos no reintegrables (379.628 dólares que al tipo de cambio actual representan 9,6 millones de pesos), el Ejecutivo Municipal planea repavimentar el casco céntrico y pavimentar desde cero algunos barrios. “Serían más de 40 cuadras”, aseguró Perafán.

La devolución del préstamo se iniciaría recién dentro de 7 años y representarán cuotas de 100 a 110 mil dólares por semestre, según dijo el funcionario. Ese monto, según el cálculo oficial, equivaldrá a “apenas el 0,5 por ciento de la coparticipación anual”.

 

Por su parte, Diego Santos, concejal del FpV dijo que le resulta “comprensible” que se reserven dos masas salariales por cualquier eventualidad “pero aún contemplándolo, de esos 118 millones de pesos que están guardados, perdiendo valor, queda un resto disponible que se puede destinar a obras”.

“Están hablando de un plan de obras que tendrá un recupero. Inclusive el Ejecutivo da por sentado como favorable la rapidez de ese esquema, ¿entonces si no hay riesgo, por qué no se utilizaron 30 millones de pesos de estos montos para volcarlos al fondo rotativo de asfalto; y por qué no lo hicieron dos o tres años antes?”, se preguntó. 

Para el edil, “Viedma, por culpa de las políticas económicas nacionales y por la eliminación de las retenciones a la soja, perdió 30 millones de pesos en concepto de coparticipación. El mismo valor por el que está queriendo endeudarse hoy”.

 

La pelea municipal se provincializó

 

La discusión sobre el endeudamiento de la capital provincial llegó a la Legislatura.

El legislador Mario Sabbatella (Fuerza Nacional y Popular) escribió en las redes sociales que “el Intendente de Viedma antes de enojarse porque no le autorizan un endeudamiento de 1,3 millones de dólares para hacer asfalto (en este momento de extrema volatilidad cambiaría), debería primero informar a los vecinos la cantidad de dinero que el municipio tiene en los bancos en plazo fijo (gran parte de ellos desde hace largo tiempo)”.

Sabbatella fue el primero en advertir que el Municipio tenía los recursos para financiar obras de pavimentación -necesarias para los vecinos-, pero que no se aplicaban a ese objetivo.

Por su parte, los legisladores del bloque oficialista provincial (Juntos Somos Río Negro) Graciela Valdebenito, Facundo López, Rodolfo Cufré y Marcelino Jérez enviaron un comunicado de prensa en donde manifestaron que “resulta francamente insensible negar a cientos de familias la posibilidad de tener asfalto en sus calles, y todas las otras obras que un plan de las características del Castello representa en cuanto a infraestructura en una comunidad”.

Sin embargo, ahora hasta el mismo gobernador Alberto Weretilneck anunció que, por el aumento en el precio del dólar, no se implementará la segunda etapa del Plan Castello. A la Provincia aún le resta tomar deuda por otros 280 millones de dólares, de acuerdo a la autorización legislativa.

“Hasta que no tengamos todas estas obras en marcha y no evolucione el plan de obras, consideramos que no es apropiado y que aparte hoy el mercado extranjero de divisas no está favorable hacia la Argentina”, dijo.

“Si hoy tendríamos que salir a llevar adelante el Plan Castello en Nueva York, Londres o Los Angeles como hicimos esa vez seguramente la tasa no sería de 7.75, seguramente sería mucho más alta, ese si sería un mal negocio para la provincia”, precisó el Gobernador.

La semana pasada, el Director de Municipios de Río Negro, Guillermo Oliva Tagle, informó a la Legislatura que sólo tres municipios aprobaron el endeudamiento en dólares: Cipolletti, Los Menucos e Ingeniero Huergo. Todos responden al mismo signo político que el gobierno de José Luis Foulkes, la alianza nacional Cambiemos.