Weretilneck cuenta integrantes de la RAM “en las movilizaciones”

El Gobernador aseguró a TN que ese grupo está integrado “por 80, 90 o 100 personas”. Y argumentó que el dato surge de lo que se observa en las marchas. Abogados de jóvenes mapuches pidieron que no sean detenidos en la causa por Rafael Nahuel.

22/05/2018
Bariloche

(Foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Con el lago Nahuel Huapi de fondo, ante las cámaras del canal de noticias TN, el Gobernador Alberto Weretilneck afirmó que el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) está integrado “por 80, 90 o 100 personas”. Fue en el contexto de un “informe” emitido este domingo por esa emisora del grupo Clarín, bajo el título “Mapuches: La guerra por la tierra”. No hubo repregunta.

Este lunes, en Bariloche, el Gobernador “aclaró” de dónde surgió el dato.

En estos días: En el informe difundido por TN usted dijo que la RAM está constituida por 80, 90 o 100 personas. ¿Ese dato surge de algún informe de inteligencia o de alguna de las causas judiciales que están en trámite?

Alberto Weretilneck: No, es lo que hemos visto en las distintas movilizaciones, que se identifican con los carteles de la RAM. De las informaciones periodísticas...

En estos días: ¿De ahí sacó el dato?

Alberto Weretilneck: De ahí, sí.

En paralelo a esta explicación del Gobernador, las causas contra integrantes del pueblo mapuche siguen su curso. La defensa de Fausto Jones Huala y Lautaro González, acusados de “resistencia a la autoridad agravada por el uso de armas”, en el caso de la muerte de Rafael Nahuel, presentó un recurso extraordinario para evitar su detención ante la Cámara de Casación Penal, que había revocado la excarcelación de ambos dispuesta por el juez Gustavo Villanueva.

Jones Huala –hermano del lonko Facundo- y González fueron detenidos el 25 de noviembre pasado cuando entregaron a las autoridades a Rafael Nahuel gravemente herido (murió poco después), baleado por la espalda por la Prefectura.

(Foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

El hecho sucedió dos días después del desalojo de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi.

La Sala III de la Cámara de Casación revocó la excarcelación de Jones Huala y González dispuesta por Villanueva, pese a los pedidos de nulidad y la recusación a los camaristas presentados por la defensa. Este lunes, en tanto, los abogados de los jóvenes mapuche presentaron un recurso extraordinario en Comodoro Py para dejar sin efecto la sentencia del tribunal.

La abogada Sonia Ivanoff explicó a Télam que tenían diez días para presentar este recurso, que deberá evaluar la Corte Suprema de Justicia, pero se anticiparon porque “se ha decretado un secreto de sumario en el expediente sobre la excarcelación” de ambos, por lo que la detención puede cursarse sin notificar a la parte.

“Es preocupante porque el fallo de Casación vulnera y conculca derechos constitucionales de los más importantes, como el principio de inocencia, porque la Fiscalía -que pidió la revocación de la excarcelación- cambió la acusación y presentó algo que no está en el expediente”, dijo Ivanoff, en referencia al “atentado a la autoridad con armas” o el “atentado a dos otras más personas”.

La abogada se refirió a que la causa original investigada por Villanueva y en la que comparecieron los acusados -no lo hicieron para el fallo de Casación- no se los imputa por resistencia ni atentado a la autoridad, delito enmarcado para castigar asonadas militares contra la democracia.

“Para nosotros es nula la sentencia porque el juez (Eduardo) votó pero no firmó, contra una de las condiciones básicas para que el acto procesal tenga valor. Además lo más grave es que el fallo contradice la ley nacional 26.160, que prohíbe emitir actos procesales o administrativos que impliquen desalojar o desapoderar de las tierras”, agregó.

Indicó que también el fallo “criminaliza una cuestión que comienza con la denuncia de usurpación en una causa civil”, y que en la indagatoria ante Villanueva los acusados negaron haberse enfrentado a Prefectura y haber usado armas de fuego, por lo que ese delito penal “es una especulación sin pruebas que la Fiscalía lleva a cabo con libreto del Ministerio de Seguridad de la Nación”.

“El Ministerio incorporó eso al día siguiente de la muerte de Rafael, lo que implica que el mapuche es el enemigo interno al que se enfrentaron, que los emboscó o los atacó. Ellos se entregaron para saber la verdad, ellos son testigos de cómo murió. Pero aquí hay una inversión de la carga de la prueba, los acusan doblemente por ser mapuches y por pertenecer a una organización como el Movimiento Autónomo de Puelmapu (MAP), como lo expresaron en indagatoria”, señaló.

Isabel Huala (foto archivo Alejandra Bartoliche - Patagonia Fotopress)

Por otra parte, Isabel Huala (madre de Fausto y Facundo Jones Huala) presentó un escrito de la APDH ante el Juzgado Federal, rechazando el fallo de Casación, y considerando que “existe una persecución judicial a quienes luchan por las tierras ancestrales”.

La nota cuestiona que “a seis meses del asesinato de Rafael no hay ningún procesado por el crimen, que sigue impune”, niega que haya habido enfrentamiento armado de mapuches con el grupo Albatros de Prefectura, y asegura que el fallo de Casación niega el principio de de incoencia y el derecho de los pueblos originarios.

“Fausto y Lautaro siempre estuvieron a derecho, se entregaron solos, nunca intentaron eludir ni entorcer la justicia”, expresó Isabel.