Crearán un hogar de tránsito para mujeres en Bariloche

Funcionará en el barrio Boris Furman, en un edificio que cederá el Municipio, a partir de un contrato de comodato firmado hoy por el intendente Gennuso y el padre “Pepe” Lynch.

30/05/2018
Bariloche

(foto Municipalidad de Bariloche)

Este miércoles por la mañana, el intendente Gustavo Gennuso y la subsecretaria de Coordinación de Políticas Sociales Alejandra Schneebeli recibieron al Padre José María “Pepe” Lynch en el Palacio Municipal. Allí, firmaron el contrato de comodato a través del cual el Municipio cede un espacio municipal destinado a la creación de un hogar de tránsito para mujeres en situación de calle. 

“Tenemos hace años una necesidad de dar respuesta a esta problemática”, destacó Schneebeli, y contó: “El Padre Pepe siempre nos manifestaba que quería hacerlo pero que necesitaba un espacio, y ahora nosotros teníamos disponible el edificio del ex Centro de Prevención de Adicciones, así que encajaban todas las piezas, se lo ofrecimos y él aceptó”. 

El espacio es una casa ubicada en la calle John O´Connor del Barrio Boris Furman, en donde hasta el año pasado funcionó el CPA municipal. A partir de este contrato de comodato —que será por un año, a modo de prueba piloto, y se extenderá si la experiencia funciona positivamente—, la Iglesia asumirá las tareas que demande la creación del hogar de tránsito, así como el equipamiento y los recursos humanos. 

El sistema de ingresos y egresos también será manejado por el Padre “Pepe” Lynch, quien también gestiona el Hogar Emaús, que es para varones en situación de calle. “En ese caso hay una co-gestión con la Municipalidad, pero en este caso va a quedar más bajo la órbita del Padre Pepe y ellos harán la recepción”, detalló la funcionaria. 

El hogar de tránsito estará destinado a mujeres mayores de edad y sin niños, y se estima que la estadía máxima será de tres días: “En muchos de estos casos son mujeres que vienen con alguna promesa de trabajo que después no se cumple, que están por volver a su casa, o que vienen eventualmente para hacer algún trámite o atender alguna cuestión y necesitan estar de paso por uno o dos días”, explicó Schneebeli. 

El contrato de comodato que fue firmado hoy deberá ahora ser refrendado a través de una ordenanza por el Concejo Municipal. En cuanto obtenga esa aprobación, ya podrá comenzarse a trabajar en la adaptación del lugar para ponerlo en funcionamiento.