# VEREDAS CALEFACCIONADAS

Amparo contra la tarifa eléctrica en Río Negro

El legislador Alejandro Ramos Mejía busca que la Justicia declare inconstitucional el nuevo cuadro tarifario del EPRE. Pide una compensación en la tarifa para los vecinos que no cuentan con el servicio de gas natural.

31/05/2018
Río Negro

 

La ausencia de conexión a una red de gas natural, genera a miles de vecinos de la Provincia de Río Negro la obligación de calefaccionar sus hogares con apartatos eléctricos. Ese uso dispara el precio a pagar mensualmente por el servicio, y por ese motivo el legislador del Frente para la Victoria (FpV), Alejandro Ramos Mejía, presentará una acción de amparo para que se declaren inconstitucional las resoluciones del Ente Provincial Regulador de Energía (EPRE) que determinan los cuadros tarifarios vigentes de energía eléctrica, en toda la Provincia, a fin de “compensar a los usuarios residenciales que no cuenten con el servicio de gas natural”.

Puntualmente, según adelantó a En estos días, solicitará al Poder Judicial de la provincia de Río Negro que le indique al EPRE “que deberá elaborar un nuevo cuadro tarifario contemplando la situación de los usuarios residenciales que no acceden a gas natural”.

“La realidad de los vecinos que se calefaccionan con electricidad o a tubo de gas” es que “gastan entre 13 y 15 mil pesos mensuales. Entonces sucede que muchas familias tienen que optar entre pagar la electricidad o pagar el alquiler”, afirmó el legislador en diálogo con este medio.

Legislador Alejandro Ramos Mejía

El amparo incluye, entre otros argumentos, el concepto de pobreza energética, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define que una vivienda debe estar calefaccionada entre 18 y 20 grados; y sus habitantes la capacidad para solventar la energía necesaria para lograr ese objetivo.

El gasto para ello no debe superar más del 10 por ciento de los ingresos de una familia, determina ese trabajo de la OMS.

“El cuadro tarifario del EPRE trata de forma igual a personas en condiciones desiguales en materia de uso de la energía, que son diferencias objetivas de deberían contemplarse por razones de justicia”, planteó el parlamentario de Bariloche.

El reclamo puntual del legislador apunta a “la falta de políticas energéticas de la provincia de Río Negro”.

 

Puntualmente, sobre el la situación de San Carlos de Bariloche, el texto del amparo que presentará Ramos Mejía da cuenta de que la concesionaria del servicio -Camuzzi Gas del Sur-, dejó de conectar a potenciales usuarios del servicio de gas natural, aduciendo la falta de obras de infraestructura, y la saturación del consumo. Esta situación se ha prolongado al menos desde el año 2014, y no existe una fecha precisa de solución, ya que se desconoce los plazos para la finalización de la obra de ampliación del gasodcuto cordillerano.

Además en el recurso de amparo que elevará el legislador, se afirma que -sin perjuicio de la responsabilidad política que pudiere caberle a los distintos gobiernos por la crisis energética que padecen los rionegrinos, y en particular los barilochenses-, “existe la necesidad de contemplar la situación de aquellos hogares que no cuentan con el servicio de gas natural con la finalidad de dar cumplimiento a los mandatos constitucionales y legales”.

Ramos Mejía sumó otro dato para hablar de la falta de recursos energéticos y aprovechó la ocasión para reclamarle al Gobernador Alberto Weretilneck: “La carencia y la pobreza de muchos rionegrinos es evidente, más cuando hay una ausencia absoluta de política energética en la Provincia. De hecho Bariloche está utilizando centrales térmicas para producción eléctrica y hace seis años que Wereltilneck prometió la segunda línea (desde la central de Alicura) y no hizo absolutamente nada”.