Caso Vázquez Colque: la familia se convertirá en querellante

A un año de la desaparición de Silvia Vázquez Colque, su madre y su hermana llegaron desde Bolivia para presentarse como querellantes en la causa, que aun no tiene imputados. Las mujeres estarán representadas por el ex juez Favio Igoldi quien adelantó que investigarán un “probable homicidio”.

01/06/2018
Viedma

 

Silvia Vázquez Colque es madre de cuatro hijos y vecina del barrio Lavalle de esta capital, de donde desapareció el 4 de junio de 2017. Sus únicos familiares, además de su pareja,  Marcos Thola, y los niños, son su madre Beatriz y Verónica, su hermana, oriundas de Potosí, Bolivia, desde donde viajaron para formar parte de la causa por la desaparición de la joven mujer.

“Como madre pido de todo corazón saber de mi hija. Quiero que me ayuden las autoridades, los periodistas”, dijo Beatriz este viernes a mediodía durante una conferencia de Prensa, en compañía de su otra hija y su abogado.

Según relató la mujer, el día de la desaparición de Silvia, ella estaba en Viedma. Recordó que esa noche la pareja salió, como habitualmente lo hacía, solo que esa vez, su hija no regresó. Beatriz recordó además que cuando confrontó a su yerno, éste no le respondió y la echó de la casa.

“El hombre (Marcos Thola) tiene que saber dónde está, porque ellos salieron juntos”, aseguró Beatriz.

La mamá de Silvia, en Viedma (foto gentileza)

Tras el tiempo transcurrido no hay indicios de lo que sucedió con Silvia Vázquez Colque ni de su actual paradero, con el agravante de que la joven ya había sido víctima de un hecho de violencia algunos meses antes cuando su marido le asestó dos puñaladas.

En aquella oportunidad Marcos Thola fue procesado con prisión preventiva por el delito de “homicidio en grado de tentativa” pero luego fue puesto en libertad al considerarse que las lesiones causadas eran leves.

Pese al antecedente, la fiscal de la causa, Paula Rodríguez Frandsen no vincula ambos hechos. Este viernes, por primera vez la madre de Silvia dio testimonio judicial acompañada por su abogado.

 

En ese sentido, Favio Igoldi aseguró que la idea de constituirse en querellantes es precisamente llevar un seguimiento de las investigaciones “Vamos a apuntar a un caso de violencia de género. Veremos si hay elementos para imputar y denunciar”.  

Dijo, además que  Silvia “no habría desaparecido voluntariamente” y que “cuando uno busca a un desaparecido no sale a hacer allanamientos buscando a un cuerpo enterrado, entonces también entendemos que en las pesquisas están las posibilidades de que el hecho que estén investigando sea un probable homicidio”.

Igoldi también aseguró que “el Estado está en deuda con Silvia y su familia”, y que “el caso debe estar relacionado con la agresión que recibió por parte de su pareja”·

 

Las mujeres se organizan

El pedido desesperado de Beatriz y  Verónica para poder llegar hasta Viedma convocó a la agrupación Mujeres Organizadas que luego de buscar financiamiento en el Consulado Boliviano, el Consejo Provincial de la mujer, llevar su protesta al Ministerio de Desarrollo Social y hacer colectas, lograron reunir  el dinero para el viaje desde Bolivia y la estadía en esta ciudad.

“Las instituciones no reaccionaron espontáneamente ante el pedido; ni el consulado, ni la Justicia que es a la que nosotras creemos le correspondía actuar”, aseguró Mayra Santa Cruz, integrante de la organización. “Silvia se merece que el grito más fuerte en Viedma sea por ella este  3 de junio”, dijo.

Este domingo, la marcha que por tercer año consecutivo se realiza bajo la consigna Ni Una Menos, será encabezada por la familia Vázquez Colque. La movilización partirá a las 17 desde la esquina de Alvaro Barros y Winter, donde se pintó un mural con el rostro de la mujer desaparecida.