Viedma exigió #NiUnaMenos a un año de la desaparición de Silvia Colque

La familia Vázquez Colque encabezó en la capital provincial la marcha contra la violencia hacia las mujeres. Pedido de esclarecimiento y cuestionamientos al accionar del Estado y del Consulado Boliviano.

04/06/2018
Viedma

 

Las masivas manifestaciones que en todo el país se están realizado bajo la consigna #NiUnaMenos, coincidieron en Viedma con el primer aniversario de la desaparición de Silvia Vázquez Colque. La joven había sido víctima de violencia de género meses antes de desaparecer, el 4 de junio de 2017. Desde entonces, se desconoce su paradero e investigarán un probable homicidio. Su madre y su hermana formaron parte de la marcha.

La manifestación se extendió por más de dos horas. Inició a las 17hs en la intersección de las calles Alvaro Barros y Winter, donde las mujeres de la comarca pintaron un mural con el rostro de Silvia. “Nadie me ha ayudado a buscar a mi hija”, reclamó entre sollozos Beatriz, acompañada por el grupo de Mujeres Organizadas que posibilitó su viaje desde Potosí para convertirse en querellante. “Gracias a las compañeras que nos han ayudado. No puedo volver a Bolivia sin saber de mí hija”, anticipó.

 

En el recorrido, la marcha se detuvo en el Ministerio Público Fiscal, donde se cuestionó a la fiscal Paula Rodríguez Franden por no vincular la desaparición de Silvia con la causa previa por lesiones en la que su marido, Marcos Thola, fue procesado con prisión preventiva por el delito de “homicidio en grado de tentativa”, pero luego puesto en libertad al considerarse que las lesiones causadas con las puñaladas, eran leves. El sujeto, custodia actualmente a los 4 hijos de la pareja.

 

El Consulado Boliviano también fue escenario de críticas, ya que la familia entiende que “no hicieron nada”, pese a los pedidos de auxilio para dar con el paradero de Silvia y para financiar los viajes desde Potosí. “Yo les pedía ayuda, por favor, y ellos no hicieron nada”, dijo Beatriz en las puertas del edificio diplomático.

En el Ministerio de Desarrollo Social, la multitud se expresó contra Laura Azanza, la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer. “Tenés que explicar por qué no la quisiste resguardar”, responsabilizaron en el documento que leyeron en las puertas del Ministerio, en relación a la orden judicial para preservar a Silvia durante su convalecencia por las puñaladas.

 

Las ausencias y falencias del Estado, además de la falta de avances en la investigación a un año de la desaparición, hicieron que el caso sea estandarte en la movilización, convocada también por la despenalización del aborto -que se debatirá el 13 de junio-, los femicidios de la provincia y la aprobación de la ley de cupo trans en Río Negro.