Crisis nuclear: llegaron los retiros voluntarios a la CNEA

La Gerencia de Recursos Humanos difundió el “beneficio” y otorgó plazo para adherirse hasta julio. Ocurrió un día después de que autoridades del Centro Atómico Bariloche y ATE advirtieran la gravedad de la situación.

06/06/2018
Bariloche

 

En el 68° aniversario de la Comisión Nacional de Energía Atómica realizado el lunes en el Centro Atómico Bariloche, las autoridades se refirieron a una “crisis nuclear”, causada por la postergación de la cuarta y quinta central nuclear. Osvaldo Calzetta Larrieu, presidente de la CNEA, entendió que las dilaciones causarán “un problema importante en todo el sector nuclear”.

También la Asociación de Trabajadores del Estado definió la situación como “crítica”, objetando la paralización del plan nuclear y la “falta de precisión para la estabilidad y continuidad laboral de los trabajadores, muchos de ellos que llevan años precarizados”. Y anticiparon que la medida implicará miles de despidos que dependen directa e indirectamente del sector nuclear.

Osvaldo Calzetta Larrieu, presidente de la CNEA

Pocas horas después, la Gerencia de Recursos Humanos de la CNEA difundió internamente que ya está disponible el programa de retiro voluntario para el personal, con tres modalidades –con liquidación final y cuotas- vinculadas a la edad y años de antigüedad. La invitación a retirarse del empleo público incluye a los menores de 60 años con al menos 2 años de servicio, mayores de 60 y trabajadores de más de 65 sin años de aporte necesarios para jubilarse.

Comunicado interno sobre retiros voluntarios

En el material difundido elaborado por la Oficina Nacional de Empleo Público del Ministerio de Modernización, lo promocionan como un beneficio “sin tope de adherentes” para “quienes deseen desarrollar sus capacidades en un ámbito laboral distinto al Estado”. El plazo para analizarlo es exiguo: hasta el 31 de julio.

Las bajas de los adherentes al programa de retiro voluntario se producirán entre agosto y setiembre próximos. Y la posibilidad de reemplazar a los trabajadores se verá limitada por el anuncio de congelamiento de ingresos al Estado realizado el viernes pasado por el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne.