Exhortan a Weretilneck a retirar la denuncia contra el juez Rubén Marigo

El legislador provincial, Mario Sabbatella, presentó esta semana un Proyecto de Comunicación exhortando al gobernador Weretilneck a retirar la denuncia contra el Juez Rubén Marigo. En apoyo al magistrado, Sabbatella sostuvo que “no debe existir la neutralidad cuando se trata de una violación de los Derechos Humanos”.

06/06/2018
Río Negro

 

Legislador Mario Sabbatella (Imagen Facebook)

 

El Proyecto de Comunicación ingresado a la Legislatura desde el bloque Fuerza Nacional y Popular, que integra Mario Sabbatella, exhorta al gobernador Weretilneck a desistir de la denuncia que presentó el 3 de enero contra el juez de la Cámara Primera del Trabajo y referente de la APDH local, Rubén Marigo. En ella el mandatario aludió a una publicación periodística y dijo sentir “un fundado temor” por la pérdida de imparcialidad del juez.

Como consecuencia de esa denuncia, este lunes el magistrado fue sometido a una “investigación preliminar” por el Consejo de la Magistratura a partir de sus dichos sobre el asesinato del joven Mapuche Rafael Nahuel a manos de Prefectura, en noviembre pasado.

Marigo opinó en aquella oportunidad que: “Existe un retroceso en las conquistas sociales”, y agregó que “la violencia y la represión de la protesta social son para nosotros dos índices fundamentales de la violación de los Derechos Humanos”.

Durante la conferencia de Prensa ofrecida por la seccional de la APDH local, junto a otros referentes gremiales y sociales, Marigo señaló que el Gobierno Nacional “ninguneó la política de Derechos Humanos, levantando la guerra sucia, la teoría de los dos demonios, fomentando la libertad domiciliaria de los genocidas, mientras dejaban en la cárcel a militantes sociales como Milagro Sala”.

El Consejo de la Magistratura se reunió en Bariloche

 

Esas palabras, recogidas a fines de diciembre por el diario digital Bariloche 2000, desataron la furia de Weretilneck, para quien configuraron “una visión sesgada” y una “pérdida de valores”, según consta en la denuncia que formuló contra el juez ante el Consejo de la Magistratura.

El legislador Mario Sabatella cuestionó al gobernador, y en el mismo sentido que lo dicho por Marigo, encuadró a Weretilneck en una política nacional de “desigualdad y represión que vulnera los Derechos Humanos”.

“Por más que se trate de un juez, no debe existir la neutralidad cuando se trata de una violación de los Derechos Humanos”, dijo Sabbatella, “eso de ninguna manera afecta la imparcialidad de un juez, y menos en materia laboral”.

Juez Rubén Marigo

 

En los fundamentos del Proyecto de Comunicación que Sabbatella presentó a la Legislatura se señala que “ vemos una creciente injerencia del Poder Ejecutivo Nacional sobre otros poderes del Estado, particularmente sobre el Poder Judicial, manifiesta a través de su brazo político –el Consejo de la Magistratura-“.

Y añade: “El Dr. Marigo vierte conceptos claros, que comparto, sobre el avasallamiento de los derechos sociales –que son Derechos Humanos, conculcados por el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial”.

A fines de 2017, el presidente Macri presentó su Programa de Derechos Humanos, cuando en el país se registraban ya distintos hechos de represión a las manifestaciones sociales; verbigracia, los episodios de violencia ocurridos en diciembre en la Plaza de los Dos Congresos, cuando el Parlamento trataba la Reforma Previsional, y estaban en alto punto de tensión la desaparición forzada de Santiago Maldonado, y el más reciente asesinato de Rafael Nahuel.

 

Laura Méndez, por entonces secretaria de Derechos Humanos de Río Negro, cuestionó junto a sus pares de otras provincias y optó por no firmar el mencionado “Programa”, antes de renunciar a su cargo a comienzos de este año. Poco después de eso, su reemplazante, Duilio Minieri, ajustándose al mandato político nacional y provincial, resolvió adherir.

Mario Sabatella, recordó que el presidente Macri  declaró en esos días al diario La Nación que “Conmigo se acabaron los curros en Derechos Humanos”, para ilustrar que el cambio de sentido (o la desactivación) de los Derechos Humanos en tanto política de Estado es una intención que se replica en Río Negro con el gobernador Weretilneck. Prueba de ello es su denuncia contra el juez Rubén Marigo.

“Un juez, como cualquier persona debe tener bien en claro lo que significa la defensa de los Derechos Humanos. Más aún si se trata de un juez”, subrayó Sabbatella, “es una obligación de ese juez defender los Derechos Humanos, y hacerlo además apasionadamente, como lo hace Marigo, a quien lo he escuchado hacerlo innumerables veces desde hace muchísimos años”.

“Por lo tanto”, continuó el legislador, “no puede venir el gobernador a pretender que (a Rubén Marigo) se lo juzgue como juez cuando manifiesta su pensamiento en este sentido”.

Sabbatella: "Si Mao Tsé Tung fuera presidente, Weretilneck sería maoísta"

 

Sabbatella evaluó que “es inédito desde el retorno a la democracia lo que se vive hoy como ciudadano. Se ve claramente como este gobierno neoliberal genera violencia –no solo desde lo económico-; sino que se palpa en la calle la línea represiva que la ministra Bullrich les baja a las fuerzas de Seguridad”.

Han sido innumerables los apoyos que recibió el Juez Rubén Marigo de parte de organizaciones nacionales e internacionales desde que se conoció la denuncia de Weretilneck. El juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Raúl Zaffaroni; juristas internacionales; diputados y senadores de la Nación y organizaciones de Derechos Humanos, como las Madres de Plaza de Mayo, se expresaron en ese sentido. Ahora el proyecto de Mario Sabbatella emite opinión desde uno de los poderes del Estado.

El legislador dijo que “Estamos bajo un gobierno (nacional) neoliberal que tiene un desprecio absoluto por los Derechos Humanos”

En Estos Días: ¿Y cómo ve usted al gobernador Weretilneck y a la política provincial en ese sentido?

Mario Sabbatella: Si Mao Tsé Tung fuera presidente, Weretilneck sería maoísta. Hoy es macrista, antes fue cristinista: él agacha la cabeza y va para cualquier lado. Es un hombre carente de todo sentido ideológico. Antes, cuando el Gobierno le refinanciaba la deuda, que era nada comparado con lo que es hoy, Weretilneck era nacional y popular. Hoy este gobierno (Cambiemos) lo empuja a endeudarse y entonces él se endeuda para pagar gastos corrientes, siguiendo la política de Macri de tomar deuda en dólares a través de las provincias. Podrá haber alguna cosa interesante en el Plan Castello, pero es deuda en dólares –dólares que jamás llegarán a la provincia-, y que resigna soberanía al fijar una sede judicial extranjera a la hora de hacer cumplir ese acuerdo (refiere a la competencia exclusiva de tribunales foráneos si se suscitara un pleito judicial a partir del crédito para el Plan Castello). Por eso, si Churchill fuera el presidente, ahí estaría Weretilneck apoyándolo; en este y en todos los aspectos, también en su política de Derechos Humanos como veníamos hablando.

 

En Estos Días: Se menciona constantemente la presión de la Casa Rosada sobre los gobernadores.

Mario Sabbatella: Yo creo que hay una política nacional que influye, pero que también hay un amplio sometimiento del Gobierno Provincial. El sostiene que se trata de un partido provincial (Juntos Somos Río Negro), que es independiente, que no responde y que no tiene los problemas que tienen los partidos nacionales, pero se somete más que cualquiera. Por eso digo, para que quede claro: lo que dijo el juez Marigo es lo mismo que hubiera dicho yo, y lo hubiera firmado si yo fuera juez.