Nuevo revés a la instalación de la planta nuclear en Sierra Grande

La Fiscalía de Estado se opuso al planteo de inconstitucionalidad de la ley antinuclear que impulsó el intendente de Sierra Grande. Nelson Iribarren aseguró sin embargo que existe documentación del Gobierno Nacional  que confirma que  la instalación que la planta se hará en esa localidad.

07/06/2018
Viedma

Intendente Nelson Iribarren

 

El intendente Nelson Iribarren no ceja en su intento de llevar a Sierra Grande el proyecto para la construcción de la quinta central Nuclear argentina, con capitales chinos.

Luego del referendo de diciembre –en el que solo votó el 30% del padrón- y de plantear un recurso de inconstitucionalidad ante la Justicia para que deje sin efecto la ley 5227 aprobada por la Legislatura provincial en 2017 prohibiendo la actividad, el jefe comunal vuelve a la carga con su intención de meter el tema en agenda.

Pero el camino no es fácil: Desde la Fiscalía de Estado, Julián Fernández Eguía  calificó a la prueba de informes o asesoramiento técnico solicitada por Iribarren como “inconducente, superflua, dilatoria e innecesariamente onerosa”, y aseguró que no puede ser suficiente para requerir la intervención del Poder Judicial, “dentro de esa órbita que es propia de los otros Poderes del Estado”.

Además, en respuesta a los planteos de fondo que hace Iribarren, en relación a la autonomía municipal para decidir sobre la instalación o no de la central, en la Fiscalía de Estado niegan que  “el Municipio de Sierra Grande tenga legitimación para iniciar la presente acción, y que con ello se encuentre comprometida su autonomía”

Del mismo modo  descarta que la ley antinuclear “violente la carta orgánica municipal; que el  gobierno local “se encuentre facultado a regular la explotación de los recursos naturales y que exista un conflicto de intereses”

 Sobre todo, Eguía niega que “la Legislatura Provincial haya realizado una indebida apropiación de competencias en detrimento del Municipio de Sierra Grande” y que “la Ley 5227 sea inconstitucional y afecte al interés público nacional, provincial y municipal Con motivo de la frustración de la construcción de la central nuclear”.

Nelson Iribarren hace otra lectura de la opinión de Fernández Eguía. A su juicio “la fiscalía cuestiona mi interés, aún  sin saber dónde se va a instalar la Planta Nuclear”. Y asegura que dispone de documentación del Ministerio de Energía de la Nación, donde consta claramente  que “Sierra Grande sería el lugar elegido”.

El intendente Iribarren junto al diputado nacional, Sergio Wisky y el ministro de Energía, Juan José Aranguren

 

Iribarren explica que tiene esa documentación en su poder desde diciembre, pero que decidió no incorporarlo al expediente judicial, que presentó en abril,  por “razones de estrategia”.

“Siempre dije que tenía la firma de la gente”, insistió Iribarren, “dije que era el 83 por ciento de la consulta popular (a favor de la instalación de la Planta) y que el lugar elegido era Sierra Grande”.

Ante la consulta de este medio, sobre qué funcionario del ministerio de Energía de la Nación había firmado ese documento, Iribarren no dio certezas: “va a firmar, seguramente”, dijo, “si no lo ha firmado, el subsecretario de Energía Julián Gadano”.

 Ahora, el expediente deberá pasar por la Procuración General para que este organismo emita también opinión, antes de regresar al Superior Tribunal de Justicia, el cual deberá decidir sobre la inconstitucionalidad o no de la Ley.